Juego limpio

Ser o no ser…

Esa es la disyuntiva de los árbitros dizque inconformes, quienes molestos e indignados por el mal trato y abusos de los miembros de la mentada Comisión de Arbitraje, presidida por el nefasto Rafael Mancilla, y controlada por algunos federativos y dueños, habían puesto un ultimátum para que éstos resolvieran su pliego de peticiones, que en términos generales, abarcaba estos temas: Un trato más humano, cambio en criterios para las designaciones, cambio de mando en la Comisión de Arbitraje, y mejora salarial, obviamente, cada uno de estos renglones, con sus particularidades, y con nombres y apellidos.

Al mismo tiempo, los árbitros habían amenazado con un paro en la jornada 16 (o sea ya), por si Justino Compeán y Decio de María los ignoraban olímpicamente, situación que finalmente no se dio.

La FMF los aplacó en un abrir y cerrar de ojos, y en un breve y escueto comunicado informó que Edgardo Codesal será el nuevo director del área técnica a partir del próximo año, que se formarán mesas de trabajo de finanzas y capacitación en cada una de las ramas a partir del próximo lunes 10… Y tan tan, eso fue todo.

Me queda claro que los árbitros volvieron a perder de todas todas, ya que mientras sigan siendo manejados, manipulados, forzado, dirigidos y vigilados por los federativos que a su vez reciben órdenes de los dueños y directivos, nada cambiará, porque el problema de fondo de nuestro arbitraje, no pasa tanto por incapacidad técnica, sino por su entreguismo y falta de libertad y dignidad profesional, asuntos que por lo visto seguirán controlando al 100% los federativos…

No me extraña, los árbitros al igual que los futbolistas mexicanos han sido, son, y seguirán siendo, agachones, cobardes y serviles.

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

Digan lo que digan, los árbitros mexicanos volvieron a dar lástima, y lo peor es que pretenden hacernos creer que su postura era muy fuerte… Para nada, tal y como lo esperaba, solo patalearon y amenazaron, pero al final, siguen exactamente igual de controlados que antes de su amenaza hueca y absurda.

PD. Como dijo el Cuau: les faltaron “2 cocos”.

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57