Juego limpio

De Alan Pulido

Se han dicho y se seguirán comentando muchas cosas, su asunto es prácticamente inédito en este futbol mexicano tan sui géneris.

Aun reconociendo que existe un contrato vinculante con Tigres, la ecuación que maneja el equipo para desacreditarlo no es tan transparente ni tiene solo una arista, tan es así, que Alan continuará jugando en Grecia y este tema va para largo...

Así que analicemos “forma y fondo” con apertura. El fondo es un contrato que Alan firmó presionado para poder asistir al mundial porque sin contrato con algún equipo, ningún jugador puede ser parte de su selección, pero ok, lo firmó y tendrá que pagar las consecuencias de no cumplirlo.

Por otro lado, está un equipo escudado en el pacto de caballeros, sin el cual, Alan Puido nunca hubiese firmado ese contrato que lo mantuvo a su servicio.

De todo esto habrá que esperar las decisiones de los tribunales correspondientes, que insisto, tomarán un buen tiempo.

Sin embargo, esta el otro asunto. Las formas, en donde tenemos las declaraciones del ingeniero Rodríguez, quien piensa que Alan Pulido regresará cabizbajo a pedir perdón por sus pecados, pero le informo que eso no pasará.

Con el respeto que me merece el equipo de Tigres y el Ing. Rodríguez, y quizá precisamente por eso, me parece importante preguntar: ¿Cuándo deshonró Pulido al equipo y a sus compañeros, cuándo los traicionó, cuándo los abandonó? ¿Por qué no deja el inge que los jugadores hablen por sí mismos? ¿Alguien cree que los jugadores del equipo están molestos con Pulido y quieren que sea arrastrado en ese mar de injusticias federativas? ¿Hasta en ese tipo de opiniones tiene que ser el equipo el que hable por ellos? ¿Pedir perdón a la afición, al cuerpo técnico y a la directiva? Nada más falta que quieran que Pulido le pida perdón a los empleados del estadio y a los taxistas que llevan aficionados al Volcán... ¡Por favor!

PD. La grandeza no se impone, se demuestra con el ejemplo.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57