Juego limpio

Alan Pulido

Está librando dos batallas muy difíciles, la primera contra el equipo de los Tigres de la UANL y Cemex, empresa que asume la administración de este equipo, y la segunda, contra la precaria y delicadísima situación socio-económica que vive Grecia, ya que el Olympiacos, equipo que lo acaba de contratar en ese país -por cierto, club de muy buen nivel competitivo y sin duda el mejor de aquel país en los últimos años- no será excepción en asuntos económicos y por lo tanto Pulido estaría navegando en aguas turbulentas económica y socialmente hablando durante mucho tiempo.

Pulido ha mostrado una dignidad singular en el medio mexicano, se rebeló contra la mafia conformada por los dueños y federativos de nuestro sucio futbol, y ha llegado hasta instancias muy importantes desde el punto de vista de la legalidad y la justicia aplicada al ámbito deportivo.

Le deseo suerte a Pulido, tiene ante sí, dos pruebas muy difíciles de superar y un reto adjunto… el de triunfar en el Olympiacos.

COPA ¿AMÉRICA?

Con más lugares comunes y mas medianía que buen futbol, terminó este torneo mal llamado así, ya que es una competencia organizada por la Conmebol y por lo tanto no abarca a todos los países que conforman al continente americano, la otra mitad pertenece a la Concacaf.

Mi modesta opinión es que vimos un torneo de regular para abajo, salvo algunos pasajes de intensidad y algunos goles, el torneo quedó a deber, y si bien es cierto que esta Final entre Chile y Argentina se jugó con intensidad y determinación, si el 75% de los juegos no tuvo nivel importante, me parece suficiente como para darle una baja calificación a este certamen.

Ganó Chile y ya sabrán ellos cómo celebrarlo y cómo valorarlo. ¿Y Messi, apá?

COPA ORO

Ya veremos si Miguel Herrera y sus niños mimados se convierten en profesionales y dejan atrás sus posturas de divos, veremos si han crecido como deportistas o siguen siendo un rebaño de adolecentes engreídos dirigidos por un personaje mediático y desubicado.

PD. Ahora es cuando chile verde, le has de dar sabor al caldo.    

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57