Especial

Desde París

Perdón señores, pero lo de hoy no es Italia y su victoria frente a España, lo de hoy es ISLANDIA, así, con mayúsculas; Islandia un pequeñísimo país de 350 mil habitantes aproximadamente.

Me pregunto y le pregunto a usted: ¿De dónde carajos sacó Islandia una Liga de futbol?, ¿cuántas canchas tiene?, ¿cuántos futbolistas profesionales o semiprofesionales tiene?, ¿de dónde diablos sacó la idea de que podría ganarle en cuartos de final de la Euro ni más ni menos que a Inglaterra?, ¿algunos de sus jugadores se pondrán sus moños cuando los invitan a su selección nacional?, ¿ganarán entre todos incluyendo al cuerpo arbitral y a los federativos, lo que gana uno de nuestros futbolistas estrellas en Europa?

Y si a eso le agregamos que en ese país el clima los mantiene alejados del futbol buena parte del año, insisto en preguntarles: ¿dónde y cuándo carajos entrenan?, ¿cómo se mantienen en forma física y sobre todo anímica para “competir”?

Estos tipos ya habían llegado a octavos de final en esta Euro, pero no se conformaron y con mucho orgullo y un despliegue físico increíble y un futbol aguerrido, pero inteligente, se dan el lujo de eliminar ni más ni menos que a Inglaterra… ¡Tómala!

Me gustaría saber si su técnico llegó a convencerlos con sus apuntitos, con sus plumitas azul y roja, ¿les habrá enseñado a jugar futbol con diagramas, vértices, ángulos, cuadrantes y payasadas de ese nivel?

Esta selección de Islandia nos ha dado una gran leccion no solo deportiva, sino de vida… estos futbolistas semiprofesionales vienen a poner en su lugar a todos aquellos que se creen tocados por la mano de Dios, que se manejan como semidioses, que se molestan cuando los medios les hacen preguntas que no saben contestar.

Carajo, en México somos más de cien millones de habitantes y no podemos tener una selección competitiva, no podemos encontrar 30 cabrones que entiendan lo que significa la selección nacional, empezando por los directivos que se dedican a todo menos a manejar una Liga deportiva.

Bendita Islandia que nos pone a reflexionar acerca de las posibilidades enormes que existen en nuestro vastísimo y pobladísimo país para tener una selección nacional de grandes futbolistas, grandes técnicos, grandes directivos y grandes federativos… siempre y cuando todos juntos entiendan de qué se trata el tema del deporte profesional… siempre y cuando todos remen para el mismo lado.

En México tenemos todo y de sobra para formar una Liga competitiva, una selección nacional brillante, y un espectáculo deportivo profesional de primer nivel, y si tienen duda por favor vayan a Islandia y pregúntenles cómo carajos hicieron para llegar a cuartos de final en la Euro sin el Sr. Juan Cambios Osorio, y sin nuestros extraordinarios directivos, dueños y federativos… sin miles de canchas, ni estadios grandiosos, ni un clima benigno, etc.

carlos.albert@milenio.com