La contracolumna

Tres tristes goles se tragaron los Tigres

Uno. Las finales se ganan con garra, no con millones. Paradojas del futbol: en el estadio Monumental los Tigres pusieron el dinero sobre el campo mientras una versión bastante jodida de los Millonarios aportó la fiereza felina requerida para ganar un título que históricamente les ha sido esquivo. Las gallinas ponen huevos, los tigres maman. 

Dos. Ricardo Tuca Ferretti es por méritos propios uno de los técnicos más reconocidos y consagrados del futbol nacional... y a pesar de sus tres títulos es probablemente el más perdedor de todos. Empezó a entrenar en la temporada 1991-92 y desde entonces ha dirigido en todas y cada una de las temporadas. Más impresionante aún: jamás fue despedido a mitad del torneo en un futbol tan amante de la guillotina. Esto es, Tuca ha dirigido 43 torneos completos y quedó eliminado en cuarenta de ellos... la mayoría de veces en Liguilla. Está claro que los partidos a vida o muerte no son lo suyo.

Tres. El club pertenece a una compañía especializada en la producción y venta de cemento. Abundan subcampeonatos en sus vitrinas, el último de ellos ante el América en el estadio Azteca. Antes había caído en dos finales contra Pachuca. A pesar del dinero invertido y de partir cada torneo como favorito, apenas ganó un título de liga en más de 30 años. También alzó recientemente una Copa MX que no interesa a nadie, pero hasta ayer le faltaba perder la final de la Libertadores en un estadio mítico de Buenos Aires. Tigres será cualquier cosa, menos original.

Cuatro. Visten de amarillo y azul, son ricos y poderosos; pero no son el América. Representan a una autónoma casa de estudios superiores, adoptaron a un felino como nombre de guerra; pero tampoco son los Pumas. Ahora Tigres se une a Guadalajara y a su alma gemela Cruz Azul en la cada vez menos corta lista de insignes subcampeones continentales.

Cinco. En 22 años los equipos mexicanos quedaron eliminados de nueve ediciones de la Copa América, de 18 Copas Libertadores, seis Copas Sudamericana, dos Copas Merconorte y una Recopa. Con un solo título de 37 disputados (la Sudamericana del Pachuca) el futbol mexicano sigue sin demostrar superioridad deportiva en Conmebol desde aquella primera invitación en 1993.

www.futbolsapiens.com

twitter@BarakFever