La contracolumna

El perfume

El FC Barcelona huele a caca. El tufo que desprende es producto de la perpetuas evacuaciones amontonadas por sus directivos durante más de tres años sin que se aparezca un valiente que jale a la palanca.

Todas las cagadas, grandes y chicas se hacinan alrededor del Camp Nou. Desde inocentes ventosidades anales como vender a David Villa por 2 euros sin siquiera cobrar gastos de envío; hasta la bomba fétida que significó poner la última camiseta romántica que le quedaba al universo en las ensangrentadas garras del régimen de Catar.

Los culés (lo llevamos en el nombre) estamos acostumbrados a la indiscriminada expulsión de heces fecales alrededor del club. Sin embargo, ni las narices de los más ilustres barcelonistas de todos los tiempos: Johan Cruyff, Pep Guardiola, Carles Puyol... han resistido el hedor de Rosell, Bartomeu y su séquito de pedorros.

Dejar ir a Víctor Valdés, abrirle la puerta trasera a los herederos legítimos de Xavi (Thiago y Cesc), traicionar a Eric Abidal, echar a la calle al entrañable utilero de toda la vida justo antes de su jubilación, pactar el regreso de los descerebrados radicales al estadio, convertir la sagrada Masía en un epicentro de tráfico de menores ante los ojos de FIFA y opinión pública, liquidar a todo aquel sospechoso de haber salido en una foto con Laporta, hostigar hasta la rendición a los responsables del prestigioso futbol formativo blaugrana y empeorar a los equipos profesionales de futbol, básquet, balonmano y hockey son apenas algunas de las más notorias excreciones de una junta directiva que fue elegida por los socios por récord de mayoría absoluta.

Neymar y Luis Suárez llegaron al Barcelona en un desesperado intento del club por perfumar su decadencia. El costo en metal, pero sobre todo en imagen está saliendo demasiado caro. Y aunque de vez en cuando empujan el balón a la portería, ni siquiera han logrado impedir que el Barça sea lo que siempre fue: un equipo segundón. Con la diferencia de que antes presumía aroma a más que un club y ahora apesta igualito al Real Madrid. Pero con seis Champions y 10 Ligas menos.

www.futbolsapiens.com

twitter@BarakFever