La contracolumna

Escondidos por los rincones

Manchester City y FC Barcelona son los mejores equipos del momento y, por ahora, máximos candidatos a ganar la Champions League. En sus amplios y lujosos planteles juegan alemanes, portugueses, españoles, franceses, belgas, brasileños, argentinos y hasta ingleses. Amén de un croata, un uruguayo, un joven ucraniano un viejo marfileño, un recién llegado colombiano y un suplente arquero holandés a quienes de vez en cuando sacan a pasear. Ningún mexicano aparece en sus envidiadas nóminas.

Real Madrid y PSG jugarán el cruce más esperado de la temporada. Quien avance a cuartos de final saldrá increíblemente potenciado para disputar la Champions League con los mencionados en el primer párrafo. Las dos grandes producciones hollywoodenses han decorado sus planteles actuales con figuritas hechas en Alemania, Portugal, España, Francia, Bélgica, Brasil, Argentina e Italia. Y también en Croacia, Uruguay, Gales, Costa Rica y hasta un detallito de Marruecos. ¿Y de México? Solo recuerdos.

Conviene no descartar a Bayern Munchen y Juventus. Los eternos tiranos de Bundesliga y Serie A están instalados en la órbita que desde hace rato gira cerca de la Orejona. Lo hacen posible sus ingenierías alemana e italiana, con aditivos franceses, españoles, brasileños, holandeses, colombianos, chilenos, polacos, austriacos, marroquíes, suizos, bosnios, ghaneses y, para variar, un toque de uruguayos y croatas.Ni pizca de mexicanos en sus fórmulas del éxito.

Manchester United, Liverpool, Chelsea y Tottenham Hotspur no son favoritos, pero sí clubes con el potencial de eliminar al más pintado. Para ello cuentan, además de las denominaciones de origen ya referidas, con la aportación de los orgullos de Serbia, Suecia, Ecuador, Egipto, Camerún, Senegal, Estonia, Escocia, Nigeria, Dinamarca, Corea del Sur y Kenia.

En los diez gigantes de la Champions League participan futbolistas de 36 selecciones distintas, entre las que no se encuentra la mexicana.

A pocos meses del Mundial, lo que queda de la legión en Porto y Miguel Layún en el Sevilla son nuestros únicos jugadores cuya realidad está cerca de la élite. El fracaso de Héctor Moreno en la Roma certifica que hemos atestiguado mejores tiempos.

www.futbolsapiens.com
twitter@BarakFever