La contracolumna

Vergara

No le cuestionen sobre sistemas de juego, no pierdan su tiempo explicándole la regla del fuera de lugar ni le pidan que pronuncie correctamente el apellido Schweinsteiger. Vergara, que viene del mundo del cine, no tiene ni la menor idea de futbol, ni falta que le hace.

Tampoco le pidan trofeos en las vitrinas. No es necesario buscar en Internet para saber que Vergara no ha ganado nada. Y sin embargo eso no le ha impedido triunfar en su verdadera especialidad: ganar millones.

Nadie como Vergara a la hora de hacer billete. Así lo reflejan diversos reportes de fuentes especializadas. Ha sabido sacarle el máximo rendimiento comercial a un producto que suma millones de fans en México, Estados Unidos y más allá.

Por más que se aleje de los reflectores, a Vergara siempre se le cuestiona por cualquier cosa: que si los polémicos viajes a Colombia, que si la publicidad de Pepsi, que si se casó por conveniencia... Han pasado los años y muchos aún no le perdonan el haberse ido con Televisa. ¡Como si fuera opción decirle que no a Azcárraga Jean cuando llena de ceros tu contrato!

Vergara se ha equivocado algunas veces, ha tomado malas decisiones ¿y quién no? Pero nadie en su sano juicio puede culparle de la situación por la que atraviesan las Chivas, porque nada tiene que ver con eso.

Con o sin inversión, hay algo en lo que coincidimos todos: aunque algo veterana, a día de hoy su delantera luce espectacular, al menos a simple vista: ¡Bravo, Reina...! Que haga goles ya es otro cantar. Bustos y el resto de su cuerpo (técnico) no hacen milagros. En este sentido, válganme la ordinariez, meter a Fierro no estaría nada mal. Pues a Sofía no le duele nada... nomás el apellido.  

www.futbolsapiens.com

twitter@BarakFever