La contracolumna

¡Son la 'Lei'!

El sol puede salir del oeste y ocultarse por el este. El infierno tiene licencia para congelarse. No hay razón para que los cerdos repriman más el vuelo. Es hora de que también llueva pa'rriba, pues nada ya ha de sorprendernos.

El año en que los astros conspirasen en contra de Manchester United, Manchester City y Chelsea, los tres al mismo tiempo, Liverpool y Arsenal por fin podrían mandar a fumigar sus vitrinas. Este era el año, pero no se enteraron. Dioses, brujas y antiguos espíritus del mal ponían así el título en bandeja a equipos como Everton, Aston Villa o Newcastle. Pero los grandes del ayer eligieron el nunca sobre el ahora. Entre todos, solo el Tottenham Hotspur se dignó a salir campeón... y le comieron el mandado.

En 2004 vivimos algo similar, pero lo de Grecia fue una travesura de verano que más bien cayó antipática. Nadie esperaba que los helenos volvieran a ganar nada, pero sí que se asentaron como un cuadro competitivo. Durante una década clasificaron en primer lugar a Euros y Mundiales, pasaron más allá de la fase de grupos en Polonia-Ucrania 2012 y en Brasil 2014. Hasta que se les ocurrió traer a Claudio Ranieri, único entrenador en el planeta capaz de perder en casa contra Islas Feroe. Aquel que dirigió a Chelsea, Juventus, Atlético, Valencia, Mónaco o Roma... y que fue a ganar su primer título de Liga justo en Leicester.

Leicester City no cayó tras las primeras 10 jornadas como aventuramos. No se estrelló en el Boxing Day como advertimos. Ni se despeinó con los rivales de enero y febrero que anunciamos. Mucho menos le temblaron las piernas en la recta final como avecinamos. Ahora toca tirarles aceite para ver si por fin se resbalan la próxima temporada. Perderán figuras que mermarán la técnica del conjunto. La Champions, lesiones y cansancio estropearán el ámbito físico. Su táctica ya no contará con el factor sorpresa. Y las derrotas pondrán a prueba su hasta ahora invulnerable estado anímico.

El sol se ocultará por el oeste, aterrizarán los cerdos, lloverá hacia abajo, arderá el infierno y descenderá el Leicester. No problem, gracias eternas. 

www.futbolsapiens.com
twitter@BarakFever