La contracolumna

Guía de la "Euro 16", en 16 palabras

Mientras la defensa de Francia ruega por pan, su mediocampo y ataque se atasca con pasteles.

Hay que ver a Rumania por tres grandes razones: Nicolae Stanciu, Nicolae Stanciu y Nicolae Stanciu.

Suiza tiene buenos actores de reparto, pero carece del Chuck Norris que termine salvando al mundo.

El antes clasista y discriminador cadenero de la Euro, ahora permite pasar hasta a los albaneses.

Barça hizo campeón a España, Bayern a Alemania... ¿Podrá Tottenham Hotspur hacer el milagro con Inglaterra?

Rusia se presentará con el mismo portero, los mismos centrales y la misma desgana de siempre.

Por vez primera Eslovaquia puede presumir mejores individualidades que su vecina checa, pero no tiene delantero.

Gales deslumbra con Bale, Ramsey y Allen. Los otros 20, mayoría absoluta, juegan a otra cosa.

Desde que se jubilaron Lahm y Klose, Alemania juega con nueve... ¡y puede que le baste!

Cuando Shevchenko existía, Ucrania no pudo acompañarlo con un Konoplyanka o Yarmolenko. Ahora es al revés.

Sin un nanogramo del talento de George Best, los norirlandeses pelearán con uñas y sin dientes.

Fabiansky, Glik, Krychowiak, Milik y Lewandowski forman una columna polaca sólida. Las bandas son el problema.

Nadie tiene la abundancia española línea por línea, pero hace tres años que no se nota.

Completo el ajedrez croata. Modric rey, Rakitic reina, Perisic-Brozovic, alfiles; Mandzukic-Subasic, torres; el resto, buenos peones.

Si sobrevive al grupo, ojo con la tradición turca de causar estragos cuando nadie lo espera.

Nadie reclamó la herencia de Nedved, Baros y Poborsky. Chequia, cada cuatro años, luce algo peor.

Entre Francia, Alemania o España está el campeón. Bélgica es la mejor entre los no favoritos.

Tan propensa es Italia a la gloria como al ridículo, sólo es incapaz de ser gris.

Último en la pasada Euro, Irlanda ha multiplicado sus limitaciones, aunque su espíritu se mantiene intacto.

Misterios de la vida: ¿Cómo un equipo liderado por el aguileño Ibrahimovic puede ser tan chato?

El mejor futbolista europeo e infusión de sangre nueva. Puede que sea la hora de Portugal.

Austria es Alaba más diez. Aunque Fuchs, Dragovic, Junuzovic y Arnautovic distan mucho de ser cojos.

Por naturaleza, Islandia debería competir con Malta y Luxemburgo. Su determinación ha consumado un milagro irrepetible.

Poco daría de qué hablar Hungría, de no ser por los perturbadores pantalones de su portero. 

www.futbolsapiens.com

twitter@BarakFever