La contracolumna

Apocalipsis 2014

Pasarán mil siglos para que un equipo que no sea Real Madrid o Barcelona gane la Liga Española, decían. Diego Simeone no se enteró, juntó a un equipo de desinformados como él, y el Atlético, por no saber que era imposible, está a punto de lograrlo.

El Liverpool no ganará la Premier League a menos de que lo compre un jeque, decían. Luis Suárez, Sturridge y Gerrard son tan, pero tan ignorantes que no tenían ni idea de eso. Y como no sabían que era imposible… van a conseguirlo.

El Hamburgo es el equipo más viejo de Alemania. A diferencia del Bayern, del Dortmund y de todos los demás, ha estado presente en todas las ediciones de la Bundesliga. Y aún antes de que la inventasen, el equipo de pantalones rojos siempre jugó en la primera división alemana. Era imposible que el Hamburgo descendiese nunca… y ahora su nombre se encamina a la lista de River, Juventus, Mónaco y Palmeiras, entre otros descendidos ilustres en años recientes.

A 10 años de que Grecia ganara la Euro, Once Caldas la Libertadores y Porto la Champions, 2014 ha sido el homenaje a lo insólito. Mourinho perdió en Stamford Bridge por vez primera en 78 partidos y Guardiola dobló la rodilla en el Bernabéu por única ocasión; mientras de este lado, Bolivia tendrá a dos representantes copando los cuartos de final en la Copa Libertadores.

En Holanda, un club llamado Zwolle aprovechó el orden del caos para golear 5-1 al todopoderoso Ajax en la final de Copa y decretar así el fin a 103 años de sequía. Hasta en el futbol americano, los Seahawks de Seattle decidieron parar de sufrir y ganar el primer título de su historia, no sin antes zarandear a los Broncos de Denver.

Afortunadamente, si no se acaba el mundo ahora, ya no se acabará nunca. 

¿Quién será el campeón de Brasil 2014? ¿Australia? ¿Bosnia-Herzegovina? Si Cruz Azul ganó la final de un torneo medio decente, ya cualquier cosa se puede esperar.

www.futbolsapiens.com

twitter@BarakFever