Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

1 VAYA POLÉMICA. La que se generó durante la semana previa al Clásico por la designación de Marco Antonio Ortiz para llevar la conducción reglamentaria de tan importante cotejo. Contra viento y marea lo respaldaron los responsables de la Comisión de Árbitros y el joven entregó buenas cuentas, desarrollando un gran despliegue físico y la adecuada concentración en la toma de decisiones en jugadas apretadas.

2 ES OBVIO. Que todavía le faltan recursos y oficio, pero son cosas perfectibles que el diario trabajo y los muchos partidos le irán dando. Pareció exagerado el número de tarjetas, 13 en total, que sacó para tratar de meter en cintura a los jugadores de ambos cuadros. No fue un partido complicado desde el punto de vista arbitral, pero sí con mucha carga emocional por varias razones.

3 PRIMERO. Que el muchacho jamás había dirigido en el estadio Azteca y le tocó un lleno hasta las banderas. Tampoco le había pitado al América y eso siempre conlleva el peligro de que los jugadores de colmillo largo y retorcido se quieran “comer” al novato. También contaba el perdón a Rubens Sambueza, lo que le confiere cierto grado de intocabilidad. Para su fortuna, el capitán azulcrema tuvo un muy buen comportamiento.

4 SEGUNDO. El morbo generado por un tema extracancha, pero que al aficionado común le brinca: La intempestiva salida de Chivas de Televisa, la creación de su propia plataforma de transmisión y las posibles represalias contra el popular equipo rojiblanco y sus jerarcas. Una vez más, se impuso la limpieza y la majestad del deporte ha quedado intocada. Guadalajara ganó, simplemente, porque fue mejor en la cancha.

5 HUBO GRANDES DECISIONES. Arbitrales y la primera de ellas fue conceder como válido el gol de la quiniela anotado por Isaac Brizuela. El Conejito parte de buena posición al ser habilitado por Paolo Goltz en una cerradísima jugada que hay que abonarle todo el crédito al asistente Mario López, sobre todo porque se desarrolló a máxima velocidad.

6 OTRA IMPORTANTE. Fue la impecable aplicación de la ley de la ventaja por parte del Gato Ortiz en aquella jugada donde William da Silva atendió a un adversario que iniciaba un contragolpe. El juez hizo la señal de que siguiera el juego y cuando la acción terminó, regresó para amonestar al brasileño. Como dirían los clásicos, se puso el frac y eso, en un juego de este tamaño, no es un asunto menor.

7 TAMBIÉN HUBO YERROS. Como amonestar a Osvaldo Martínez por picarse con Matías Almeyda cuando el juego ya se había reanudado y en algunas jugadas aisladas, pero por supuesto que en el balance sale ganador el buen trabajo del novato.

8 SIGO PENSANDO. Que no hay necesidad de exponer a una promesa arbitral en juegos de este calibre, pero desde aquí le envío un abrazo al silbante duranguense, a su familia y una felicitación a la Comisión de Árbitros. Ahora, a trabajar con él en lo técnico y sobre todo, lo mental, para que no vaya a creer que el mundo es suyo y hasta nos de su olvido.

9 EL DICHO DE LA SEMANA. Se lo dedico al Gato Marco Antonio Ortiz: “Si crees que pitar un Clásico fue difícil, espérate a lo que traiga tu siguiente partido”.


apbcarter_1@hotmail.com