Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

PARECE EXCESIVA. La intervención de los árbitros asistentes en el balompié nacional. Una cosa es que indiquen al juez central situaciones que para él hayan pasado desapercibidas o a sus espaldas y otra muy diferente que arbitren el partido señalando, entre otras cosas, la pena de muerte del futbol como lo es un penal. Esta semana tuvimos dos ejemplos y en ninguno les sonrió la fortuna a los hombres del banderín.

EN EL AZTECA. Pase a profundidad para el delantero de Monterrey Rogelio Funes Mori, quien controla el balón y cae dentro del área. El árbitro Fernando Hernández tarda una eternidad en emitir su decisión, haciendo evidente que esperaba la indicación de su asistente. Alejandro Ayala le informó que era penal, pero se equivocó ya que Pablo Aguilar, defensa del América, jaló a su oponente fuera de los 16.50.

EN EL CHIVAS VS DORADOS. Viene un balón filtrado al área sinaloense y el jugador rojiblanco Ángel Zaldívar queda en posición fuera de juego. Luego de que el balón es jugado en esa dirección, Wilson Tiago abraza a Isaac Brizuela y se sanciona como penal. El tema es que se debe marcar la primera falta y esa era el off side, pero José Luis Camargo se llevó en las espuelas a Jorge Isaac Rojas, árbitro principal.

SEGURAMENTE. Es una disposición de sus instructores, pero mal entendida. En ninguna parte del mundo futbolísticamente civilizado se aprecia una intervención tan desmedida y, generalmente desatinada, de los jueces auxiliares. Hace falta ayudar a los nazarenos para creer más en sí mismos y ejercer la autoridad que la regla les confiere.

HASTA CON LA CUBETA. Se dieron Xolos y Puebla allá en la fronteriza Tijuana el viernes por la noche, a ciencia, paciencia y conciencia del silbante Miguel Ángel Flores. El colmo fue una jugada donde Javier Gandolfi espera, sujeta y derriba al delantero de La Franja, Eduardo Pérez. Escapa a mi entendimiento qué se requiere para sancionar un penal en estas circunstancias.

EN CHIAPAS TAMBIÉN HIZO AIRE. Desde el punto de vista arbitral cuando en el Jaguares ante Atlas el árbitro Eduardo Galván invalidó un tanto a los locales que significaba el empate a un gol. No se aprecia falta alguna de los delanteros y mucho menos fuera de lugar. Es más grave inventar que no ver.

PARECE QUE NO LE FUE MUY BIEN. En su incursión por Sudamérica a Francisco Chacón. Dirigió en Paraguay el Cerro Porteño ante Boca Juniors. Acá la libra por su personalidad y el ascendiente que tiene sobre los jugadores. Acaba de dirigir el Toluca ante Cruz Azul muy a su estilo. Considero que le perdonó la tarjeta roja a Enrique Triverio por dura falta sobre el español Víctor Vázquez.

EL QUE ANDUVO BIEN. Fue el grandote Luis Enrique Santander en el Tigres ante Veracruz. Pese a la presión del público, no le dio por mostrarse localista y resolver con alguna marcación el problema que el esquema de Veracruz le planteó a los felinos.

EL DICHO DE LA SEMANA. Se lo dedico a la Comisión de Árbitros, respecto del silbante a designar para el Cruz Azul vs Tigres: “Hay océanos que muy pocos hombres se atreven a cruzar”.

 

apbcarter_1@hotmail.com