Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

LA TEMPORADA que recién terminó no fue nada sencilla para el arbitraje mexicano. Las voces autorizadas hablan incluso de una crisis, la peor en la historia, afirman. Particularmente me niego a sumarme a esta vocinglería del desastre, aceptando, sin embargo, que atravesamos por un periodo complicado en el que todos los actores tienen que comprometerse para llevar el barco a buen puerto.

 

LA DIRIGENCIA ARBITRAL ya no puede esgrimir ningún tipo de novatez. Los rounds de estudio quedaron atrás y tienen que empezar a entregar resultados, ya sea con las buenas actuaciones de sus muchachos o con el surgimiento de nuevas figuras. En la Liguilla pusieron en práctica un nuevo estilo al dar a conocer al público quiénes quedaban fuera y por qué. Ojalá sean consistentes, a sabiendas que esto puede levantar ampollas al interior del grupo.

 

LOS DIRECTIVOS deben coadyuvar para mejorar la presencia y autoestima de los hombres de negro. Ojalá entendieran que son “sus árbitros” y no seres que surgen de la tenebra para echarles a perder su inversión. Imagino el teléfono del presidente de la comisión sonando todos los lunes para escuchar las quejas de los perdedores. ¡Qué flojera!

 

LOS JUGADORES. Los partidos en el futbol mexicano se han convertido en arenas de lucha libre. No hay partido donde no se generen los famosos “conatos de bronca”. La provocación, la simulación de faltas y el querer ganar a cualquier costa, es la divisa hoy del balompié nacional.

 

EL ATLETA PROFESIONAL no tiene el derecho, sino la obligación de disputar con toda la fuerza cada balón. El juez está precisamente para calificar la intención, pero hacerse amonestar por tonterías, por reclamar o retar a su oponente, lo dejan en peligro de ser expulsado en la siguiente jugada y le restan la concentración necesaria para enfrentar partidos de altísima exigencia física y mental.

 

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN también “juegan” en esta trama sin sentido contra el arbitraje. La tecnología que les es negada a los nazarenos es usada como arma para exhibirlos, con tomas rebuscadas y en una lentitud que le quita la fuerza y la verdad a la acción. Tras varias repeticiones, es frecuente escuchar al comunicador calificar como “clarísima” una jugada en la que incluso los narradores estuvieron en desacuerdo.

 

LOS ÁRBITROS EN RETIRO metidos en los medios nos hemos convertido en un “cáncer”. Algunos más enterados que otros, son consultados como el oráculo para decidir lo bueno o malo de una marcación. Así, “la voz del experto” condena en un juicio sumario al árbitro, anteponiendo muchas veces sus filias y sus fobias. ¡Se juzga no como uno arbitraba, sino como hubiera querido arbitrar!

 

LAS PROTESTAS. Algo se debe implementar desde el seno de los instructores para acabar con las protestas de los jugadores. Son excesivas, airadas y majaderas. Emitir una circular antes del torneo, advirtiendo que no se tolerará este abuso.

 

EL DICHO DE LA SEMANA. “Nunca, en la historia del futbol, un equipo indisciplinado ha ganado nada”.

 

apbcarter_1@hotmail.com