Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

1. PARTIDO AMISTOSO. En la actualidad emplear este término para designar los juegos de preparación en las fechas que FIFA designa para tal efecto es tan antiguo y caduco como llamar a la farmacia “botica” o a la recamara “pieza”. La realidad es que los atletas de alto rendimiento, como los futbolistas, solo piensan en ganar y a la hora de los mameyes, meten la pierna sin ver a quién le zumban.


2. TAL FUE EL CASO del juego sabatino entre México y Ecuador, donde sin ser un compendio de violencia, sí se apreció el pique natural entre selecciones que se ven la cara con frecuencia. El árbitro del encuentro fue el beliceño Christopher Reid que, sin ser una maravilla, condujo el encuentro con altibajos.


3. EL PRIMER DETALLE se presentó temprano en el partido, cuando Bolaños se llevó flagrantemente el balón con la mano, llegando a enfrentar en mano a mano a Jesús Corona. Tanto el árbitro como el asistente ni cuenta se dieron y pudo ser grave de haber caído el gol. Héctor Moreno le reclamó al morenazo su infame proceder. Hasta un zape le pegó por tramposo.


4. EN EL PENAL sancionado a favor de los sudamericanos se notó la falta de habilidad del silbante. Una de las principales virtudes que debe tener un nazareno que porte el gafete de FIFA es la calificación de las faltas, y en este caso, se quedó corto. No hay empujón, carga por la espalda o cualquier falta del catálogo indicado en la regla XII. Simplemente es un cierre de Diego Reyes, sancionado indebidamente.


5. ADEMÁS si ya se puso tan fufurufo el señor Reid, debió repetir la ejecución de la pena máxima, ya que los jugadores de ambos equipos invadieron el área penal antes de que el balón estuviera en juego, cosa, que hay que reconocer, no hace casi ningún juez en el orbe.


6. EN EL TEMA DE LAS AMONESTACIONES tampoco fue muy brillante que digamos el desempeño del buen Chris. Sanciona correctamente a Arturo Mina por querer desorejar a Giovani cuando éste escapaba por la banda y a Novoa por zumbarle al recién ingresado Jürgen Damm, así como a Javier Hernández por jalar a un adversario, pero se equivoca en la amarilla a Paul Aguilar ya que éste se barre al puro balón.


7. HABLANDO DEL “CHICHARITO”… Creo que está convertido en un jugadorazo. Vivaz, rápido, inteligente e intuitivo. Por supuesto que entrenar al lado de los figurones del Real Madrid le ha sido de gran utilidad, sin embargo, no puede hacerse amonestar de una manera tan tonta. En un Mundial o torneo oficial, estaría con un pie dentro y otro fuera por acumulación de amarillas. Cabeza fría, por favor.


8. NO SÉ A USTED, pero a mí me parece increíble que se dé de baja a jugadores en fecha FIFA porque van a ser papás. ¡Pues ni que fueran doctores! Ni modo que no supieran que por estas fechas iba a llegar la cigüeña. Si tienen que estar tan al pendiente, pues entonces no los convoquen y asunto arreglado.


9. EL DICHO DE LA SEMANA se lo aplico a Miller Bolaños, quien quiso engañar con una mano y luego falló el penal: “La trampa nunca se logra”.

 

apbcarter_1@hotmail.com