Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

RECORDAR ES VIVIR, dicen los que saben y por ello, bueno sería hacerlo en esta columna, sobre todo porque el 2014 agoniza. Año de Mundial aunque a estas alturas parezca tan lejano, donde el arbitraje contribuyó a darle sabor al caldo de la polémica prácticamente desde la inauguración, cuando el japonés Yuichi Nishimura se fumó un penal inexistente a favor del anfitrión y con ello, Brasil venció a Croacia.

 

EL RETIRO del juez mexicano Marco Antonio Rodríguez es una de las noticias fuertes que nos dejó el año que termina. Tras dirigir con tino la semifinal entre Brasil Y Alemania, el famoso Chiquimarco anunció que se iba de las canchas a los 40 años de edad. Tras dirigir 3 copas del mundo y tener opción a una cuarta, no dejó de ser sorpresiva esa decisión. También estuvo en el centro de la discusión por no haber echado de la cancha a Luis Suárez luego del mordisco propinado a Giorgio Chiellini.

 

ODIO JAROCHO, el que le agarró la afición mexicana al colegiado portugués Pedro Proenca. El lusitano dirigió el encuentro de octavos de final entre el tricolor y Holanda, silbando una falta más que dudosa cometida por Rafael Márquez sobre Arjen Robben. El “no era penal” circuló en las redes sociales, pancartas y hasta en playeras. El rencor alcanzó incluso al astro del Bayern Múnich quién se volvió blanco de las mentadas de la paisanada.

 

HASTA CIERTO PUNTO resultó sorpresiva la designación del italiano Nicola Rizzoli para arbitrar la gran final entre Alemania y Argentina. La cercanía continental podría dar paso a la maledicencia y a pensar en favorecer a los germanos. La verdad, creo que hizo un buen trabajo y quizá su único pecado haya sido marcarle falta al Pipita Gonzalo Higuaín cuando el arquero Manuel Neuer se lo llevó de corbata en una salida.

 

OTRO CANDIDATO para estar en el partido grande era, sin duda, el uzbeco Ravshan Irmatov. Este hombre sí garantizaba la imparcialidad territorial y es además un gran árbitro. Él dirigió, hace cuatro años, la inauguración del mundial en un partido entre Sudáfrica y México. La ventaja es que se trata de un tipo muy joven y seguramente lo volveremos a ver en Rusia 2018.

 

LA BALANZA PUDO INCLINARSE por el turco Cuneyt Cakir. El hombre tiene mucho kilometraje recorrido, posee una dilatada experiencia y su accionar en el torneo no fue malo para nada. Otro que tuvo un gran mundial fue el holandés Bjorn Kuipers, dirigiendo 3 partidos, el Inglaterra vs. Italia entre ellos. También fue candidato a la final.

 

RESULTÓ RARO que el juez local no tuviera mayor participación o un papel más destacado. Sandro Ricci hizo también tercia de actuaciones, siendo lo sobresaliente que le pitó dos veces a Alemania. Junto a otros grandes silbantes brasileños, como Arnaldo César Coelho, Romualdo Arpi Filho y Roberto Wright, se quedó cortito este muchachón.

 

EL DICHO DE LA SEMANA es el deseo de que a usted le vaya de maravilla en el 2015. ¡Salud y varo!

 

apbcarter_1@hotmail.com