Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

1 NO LE FUE BIEN. En su primer “clásico de clásicos” al árbitro Roberto García Orozco. Arrancó muy bien amonestando temprano a Fernando Arce, pero luego se le escapó Jesús Molina, quién le atizó por detrás a Omar Bravo y a partir de ahí, su trabajo se descompuso. Además, influyó en el resultado al no sancionar la clara mano de Paul Aguilar en el área azulcrema. En suma, una labor desaseada y con tintes localistas.

 

2 NOS LO CAMBIARON. Se extraña al jugador discreto, pero efectivo, ajeno a los reflectores, guerrero y pundonoroso de sus épocas en el Santos de Torreón. Hablo de Oribe Peralta a quien la publicidad y la sobre exposición que da un cuadro como el América parece estar haciéndole daño. Ya lleva rato así, pero ante Chivas salió en plan de matón, dando patadas, cometiendo faltas y quejándose todo el tiempo. ¡Que devuelvan al Hermoso!

 

3 VOLVIÓ A LAS ANDADAS. El tapatío Paul Delgadillo se ha caracterizado, a lo largo de su carrera, por dar una de cal y otra de arena. Igual puede dirigir con sobriedad que creerse el novio en la boda. Ahora estuvo en el León contra Atlas y tuvo fallas notables, como conceder como bueno el tercer gol de los esmeraldas, donde hubo mano de Mauro Boselli. En el penal del primer gol y la expulsión del Chino Rodrigo Millar se las pongo buenas.

 

4 TENGO UN SUEÑO. Y no crea usted que estoy parafraseando el inmortal discurso de Martin Luther King, sino refiriéndome a una situación que ocurre recurrentemente en el futbol mexicano. En el partido de Tigres ante Querétaro, Antonio Pollo Briseño jala de la camiseta a Camilo Sanvezzo para un claro penal. Sin embargo, el atacante gallo termina cayendo hacia adelante, retando las leyes de la física. Mi sueño es que un día, alguien, marque el penal y amoneste al delantero por exagerar.

 

5 HABLANDO DE PENALES. No le hallo forma al sancionado por Ricardo Arellano en contra del Puebla, en su juego ante Pachuca, en la salida de Rodolfo Cota y su choque con el delantero tuzo Ariel Nahuelpán. El portero va todo el tiempo viendo la pelota y de hecho la toca y es el atacante quien se queda estático, provocando el contacto, además de que es altísimo. Creo que fue una mala apreciación.

 

6 VAYA CLASE DE MADRAZO. El que le propinó el defensor madridista Pepe a su compañero Sergio Ramos en el juego de los merengues ante el Granada. Fue una patada como de karate, a la altura del bajo vientre y con una fuerza absolutamente desmedida. No cabe duda que el perro, cuando es bravo, hasta a los de casa muerde.

 

7 A PROPÓSITO DEL PUMAS-VERACRUZ. Hace poco más de 17 años, en ese juego y en el mismo escenario, Eduardo Brizio usó un micrófono para evidenciar los diálogos entre árbitro y jugadores. Resultó un trancazo periodístico, pero al nazareno lo castigaron con un rigor inusitado tanto en México como en FIFA.

 

8 HOY LA INTERCOMUNICACIÓN. Se presume como uno de los grandes logros y adelantos del arbitraje moderno.

 

9 EL DICHO DE LA SEMANA. A propósito del papel de pionero que desempeñó el doctor Brizio: “El que rompe paradigmas, corre el riesgo que lo tachen de loco”.

 

apbcarter_1@hotmail.com