Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

1. PREOCUPANTE, el nivel mostrado por algunos de los árbitros que actúan en las divisiones inferiores del balompié nacional, concretamente en la de Ascenso que, por cierto, se encuentra en su fase final. Lo sucedido en el partido de vuelta entre Estudiantes y Dorados constituye una serie de errores de procedimiento inadmisibles en aquellos silbantes que están peleando por un lugar en el máximo circuito.

2. RESULTA QUE al minuto 61 del encuentro que se jugó en Zapopan, cae un gol que hasta ese momento le daba a Dorados la calificación. El juez asistente Mario Nieves levantó la bandera para sancionar fuera de juego, pero la bajó inmediatamente, por lo que el central, Ángel Monroy, señaló el centro validando el tanto.

3. NO SE HICIERON ESPERAR las protestas de los jugadores locales, haciendo al árbitro ir a consultar con su auxiliar, quien le indicó lo que había señalado en un principio, pero cuando el juez principal declara la invalidación del gol, vuelve a levantar la bandera y a señalar el lugar donde se cometió la infracción. Lo más triste de todo esto es que nunca existió fuera de juego y se trató de un garrafal error del hombre del banderín.

4. SIN EMBARGO, nadie puede asegurar que con ese gol, Dorados hubiera calificado. Faltaban 30 minutos y todo pudo suceder, pero siempre quedará en la mente del equipo eliminado la injusticia de que fue objeto y no habrá poder humano que les impida pensar mal. Yo afirmo que se trató de un grave error pero humano al fin. Ojalá haya mayor concentración para los juegos de semifinales.

5. QUÉ BONDADOSO es el torneo mexicano de Primera División. Que a falta de una fecha, todavía 11 equipos peleen por 5 lugares habla de una profunda mediocridad. A veces pareciera que a los comunicadores y a los líderes de opinión en materia deportiva les da frío pronunciar esa palabra que no significa otra cosa que medianía. Así es el campeonato porque lo obliga el sistema de competencia.

6. LA COSA ES CALIFICAR porque una vez logrado el objetivo, todo lo demás pasa a segundo término. El entrenador se revalúa, los jugadores consideran que cumplieron, el directivo se da por satisfecho y lo mejor de todo, ¡se puede ser campeón!, aunque se haya entrado a la “fiesta grande” por la puerta de atrás. Todo esto a ciencia, paciencia y conciencia de un público que empieza a mostrar su hartazgo con la inasistencia a los estadios y las bajas audiencias televisivas.

7. Y LUEGO QUEREMOS que en los torneos internacionales, donde casi siempre se juega a matar o morir, nuestros futbolistas tengan el instinto ganador. Pos de onde, mi alma, si todo el semestre se la pasan “coyoteando” en pos de un boletito para la liguilla. Salvo las honrosas excepciones de algunos que respetan el bien jugar por encima del resultado, el resto es puro cuento.

8. ESTÁ POR TERMINAREL TORNEO y considero que los hombres de negro han cumplido en forma aceptable. Necesitan cerrar filas para que quienes queden fuera en la última fecha y en la Liguilla, no los puedan hacer responsables de su desgracia.

9. EL DICHO DE LA SEMANA se lo comparto a los chicos que arbitran en la división de ascenso: “No hagan cosas buenas que parezcan malas”.

apbcarter_1@hotmail.com