Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

EL 2014 SERÁ AÑO MUNDIALISTA.- Y dentro de los muchos partidos de preparación, noticias en torno a quiénes integrarán los listados definitivos de las selecciones participantes, las posibles bajas por lesión de algún jugador considerado clave y toda la especulación que este evento logra levantar, tendremos que tomar en cuenta al arbitraje.

 

EL EQUIPO 33.- Denomina la FIFA al grupo de silbantes y árbitros asistentes encargados de impartir justicia en tierras amazónicas. Normalmente es Europa, por la cantidad de selecciones participantes y la gran cantidad de torneos que ahí se juegan durante el año, la que se lleva la palma en cuanto al número de nazarenos. El resto se reparte entre las demás confederaciones y a nuestra CONCACAF, le andarán tocando como cuatro lugares de juez principal.

 

DOS MEXICANOS.- Han sido seleccionados e integran la lista de los llamados “premundialistas”. Ellos son Marco Antonio Rodríguez y Roberto García Orozco, quienes por cierto, no la han traído derecha en cuanto a sus actuaciones dentro del campeonato mexicano. Chiquimarco cuenta con la experiencia de haber estado ya en dos mundiales y de ser nominado, se convertiría en el primer silbante azteca en estar en tres ediciones del máximo evento del balompié internacional.

 

POR LO QUE HACE.- A García Orozco, éste cuenta con la simpatía de los jerarcas arbitrales del organismo rector del futbol y prueba de ello es que hace apenas unos cuantos meses, en Turquía, logró ser designado para dirigir la gran final del mundial sub-20. Esto no es un asunto menor y podría ser que este entorchado le alcanzara para meterse en el grupo de élite.

 

OJALÁ.- Fueran los dos. Ya ha ocurrido que un par de jueces mexicanos estén en el mundial. En Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 asistieron Armando Archundia y Marco Rodríguez por lo que soñar no cuesta nada. Habrá que esperar a la política que desde la oficina hagan los comisionados arbitrales y señalar que México ha perdido peso al interior por carecer de un representante, como en su momento lo fueron Don Javier Arriaga (q.e.p.d.), Mario Rubio y Edgardo Codesal.

 

LOS ÁRBITROS MEXICANOS.- Son referentes fundamentales en este tipo de torneos. Desde que Don Abel Aguilar se convirtiera en el primer mexicano en pitar en una copa del mundo, la lista es larga y sin duda, sinónimo de éxito. Baste recordar y con ello, rendirles un sincero homenaje, a hombres como Alfonso González Archundia, Mario Rubio, Antonio R. Márquez, Edgardo Codesal, Felipe Ramos Rizo y los mencionados Archundia y Rodríguez.

 

OTROS DOS.- Extraordinarios jueces estuvieron representando a nuestro país pero conservando su nacionalidad. Hablo del profesor Diego de Leo, italiano y de uno de los mejores silbantes en la historia de los mundiales como lo fue el peruano Arturo Yamasaki, recientemente gozando de mirar la cara de Dios de cerquita. A mi tocayo le correspondió el honor de dirigir, en 1970, el llamado “partido del siglo” entre Alemania e Italia.

 

¿QUÉ ESPERAR.- De los jueces mundialistas para esta ocasión? La muerte del arbitraje romántico, de fuerza y aplicación estricta del reglamento. Hoy son empleados de FIFA y tienen que acatar las normas de un accionar más bien conciliador.

 

EL DICHO DE LA SEMANA.- Es el sincero deseo de que el 2014 sea generoso con ustedes, amable lectores, en todo sentido. ¡Felicidades!

apbcarter_1@hotmail.com