Apuntes bajo la lupa

9 apuntes bajo la lupa

1. ME QUEDÓ LA IMPRESIÓN. Que el trabajo de Marco Antonio Rodríguez en el juego de vuelta entre América y Tigres, tuvo tintes localistas. Al minuto 16 no se percata del penal que Osvaldo Martínez le comete a Lucas Lobos, pese a su cercanía a la jugada, luego, pierde de vista el balón en el golpe que el mismo jugador paraguayo le pega en el cuello a Damián Álvarez que tuvo la suficiente dosis de violencia como para ver la tarjeta roja.

 

2. MINUTOS MÁS TARDE. Aplica a su antojo la regla cuando Luis Gabriel Rey detiene con falta un contragolpe felino y decide no amonestarlo. Cuando siente que el partido se le puede salir de las manos, empieza a pitar todos los contactos y ello lo lleva a amonestar a Hugo Ayala, quien de forma absurda va a faulear a Rubens Sambueza, quien se encontraba de espaldas y pegado al banderín de esquina.

 

3. POR SUPUESTO. Que también tuvo aciertos. Inobjetable la segunda amarilla a Hugo Ayala por reiterar su pique con Sambueza, interrumpiendo un avance promisorio de los azulcrema. Muy bien en la amonestación para Jesús Dueñas, quien le tira un patadón a Miguel Layún aunque no se lo pega, aplicando el mandato de regla de sancionar el dar o intentar dar un puntapié y su auxiliar Marcos Quintero le indica el golpe de Jorge Torres Nilo sobre Paul Aguilar, para pintarlo de amarillo.

 

4. ES YA UNA REALIDAD. El joven César Arturo Ramos Palazuelos. En momentos en que es urgente consolidar la baraja arbitral mexicana, el nativo de Culiacán, Sinaloa, ha logrado quizá lo más difícil para un juez, que es tener un estilo propio. En el Cruz Azul vs Toluca sanciona bien sendos penales, incluso en uno expulsa correctamente a Jair Pereira. Sobresaliente al no conceder falta en una mano no deliberada de Fausto Pinto.

 

5. EL VETERANAZO. Paul Delgadillo fue el encargado de pastorear el más desnivelado de los duelos en cuartos de final, como resultó el Santos ante Querétaro. No tuvo mayores problemas, pero fue inducido al error por el árbitro asistente José Santana al invalidar un gol, qué digo gol, ¡golazo! de Oribe Peralta por supuesto fuera de juego. Afortunadamente la llave estaba más que decidida.

 

6. PARECIÓ FÁCIL. Desde el punto de vista arbitral la goleada del León ante Monarcas, pero no lo fue. Roberto García Orozco tuvo que emplearse a fondo para impedir que los roces personales acabaran en bronca. Quizá permitió brusquedades que, en un juego diferente, acabarían mal. Creo que le falta todavía para alcanzar el óptimo nivel que tuvo cuando pitó la final del Mundial Sub 20.

 

7. INJUSTIFICABLE. Desde cualquier ángulo que se quiera ver la invasión de público a la cancha del Estadio Azul al término de la contienda donde la Máquina Celeste quedó eliminada. No falta quien diga que fue por el desencanto y que es una forma de externar su enojo. Esos primates no merecen ir a un estadio y si fuéramos un país de leyes, esos gordos encuerados tendrían que estar a la sombra por un buen rato.

 

8. UNA VEZ MÁS. Dinero tirado a la alcantarilla para reforzar un equipo sin espíritu. 16 años y contando. Adiós Cruz Azul.

 

9. EL DICHO DE LA SEMANA. Se aplica a la forma en que dilapida la plata la directiva de la Noria: “El que quiera azul celeste, que le cueste”.

 

apbcarter_1@hotmail.com