Apuntes bajo la lupa

4 apuntes bajo la lupa

1 ARRANCA LA LIGUILLA.

Bueno, eso creemos, ya que el “comando águila” disfrazado de selección nacional obligará a una modificación en las fechas, de modo que la próxima semana no tendremos futbol, digamos que oficial. Éxito al Tricolor y a continuación, me permito plasmar lo que considero todo árbitro que aparezca en la “fiesta grande” debe tener presente.

2 DECÁLOGO DEL ÁRBITRO ESTELAR.

1. Planea minuciosamente tu partido. No basta con los antecedentes inmediatos, debes saber si hay “piques” personales, si existe algún jugador que se “pase de rosca” al inicio del juego y el ambiente en el estadio donde te tocará pitar.

2. Habla claro de qué esperas de tus compañeros asistentes y del cuarto oficial. Por muchas veces que hayan salido juntos, bueno es recordar que cada partido es una nueva experiencia. No des nada por sentado o por sabido, recuerda que “en los detalles, está el diablo”.

3. Si lo consideras necesario, pregunta la opinión previa del asesor. Nunca descartes un consejo porque el más humilde colaborador puede haber pasado una experiencia que te sirva y te enriquezca.

4. Pinta en tu imaginación, grandota y resplandeciente, la letra “C”. Con ella empieza la palabra fundamental para dirigir adecuadamente un partido de futbol: La Concentración. Muchos de los males en nuestros juegos devienen de la pérdida de la misma.

5. Los primeros 15 minutos de cada tiempo y los 10 finales son cuando se debe redoblar el esfuerzo y la atención. Con la marcación de la línea reglamentaria en esos períodos podrás conducir y concluir mejor el encuentro.

6. Lo mismo sucede después de un gol, sobre todo si fue discutido. En esos momentos tu concentración deberá estar a tope. Elimina de tu cabeza cualquier deseo de “compensar”. El que quiere tapar un yerro con otro, está simplemente cometiendo dos errores.

7. Procura recordar a los jugadores amonestados. No se lo dejes solo a la memoria, sino anótalos, pero siempre será mucho mejor que en cada fase del juego o falta, sepas quienes se pueden ir de la cancha.

8. Que los goles que se anoten en tu partido sean claros o reglamentariamente invalidados. Para ello, es indispensable que apoyes a tus auxiliares. Son las únicas personas en quien puedes confiar los 90 minutos.

9. Trata de evitar el desorden. Marcando a tiempo, dialogando con los jugadores, sacando las tarjetas necesarias, independientemente del color, seguramente podrás aplicar un arbitraje preventivo.

10. El partido no termina con el silbatazo final. En el vestuario empieza el “otro partido” que es la elaboración de la cédula. El informe debe ser concreto y sobre todo, veraz.

3 COMO PODRÁN VER.

Parecería que es muy fácil dirigir un partido de futbol. El problema comienza con los “imponderables” como pueden ser todas esas circunstancias no escritas que rodean a un juego de futbol. Por eso en tan apasionante este deporte.

4 EL DICHO DE LA SEMANA.

Se lo dedico a los señores árbitros para que recuerden que, cuando se planea un partido, éste adquiere sonora vigencia: “Piensa mal y acertarás”.

apbcarter_1@hotmail.com