Visión D

Una década después

Santos Laguna regresa esta tarde a la historia de la Copa Libertadores, una década después de aquella inolvidable participación en la que los albiverdes lograron llegar hasta los octavos de final y que disputaron ante el conjunto argentino del River Plate. Es ahora un momento ideal para que el conjunto lagunero se muestre tal y como la afición lagunera lo espera y que está ávida de este tipo de encuentros.

En ese histórico momento para la Comarca Lagunera, las cosas no salieron como se esperaban en el juego de ida en aquel viejo estadio Corona, partido de ida que perdieron apenas por un gol a cero y aunque se esperaba que en la vuelta serían barridos por los argentinos, Santos sacó esa casta que siempre los ha caracterizado y le jugaron al tú por tú, consiguiendo empatar el global a dos goles, sin embargo la tanda de penales fue a favor de los locales que terminaron por vencer a los albiverdes por un global de 6-4, en una actuación memorable para los Guerreros y que la fanaticada lagunera disfrutó intensamente.
Jugadores de la talla de Héctor ‘Pity’ Altamirano, Matías Vuoso, Joaquín Reyes, Rodrigo Ruiz y el ya legendario Jared Borgetti, fueron de los principales orquestadores de tal entrega y al mando estaba Eduardo ‘Yayo’ de la Torre.
Ahora, diez años después Santos llega con una plantilla diferente, al frente tiene al portugués Pedro Caixinha, y en la que destaca sin duda Oribe ‘Cepillo’ Peralta, quien a pesar de no estar en su mejor momento, ya ha dado ejemplo de la destreza y movilidad que tiene con el balón, motivo por el cual quienes le conocen esperan verlo despertar y que mejor que sea en esta copa.
Amén del también llamado ‘Hermoso’, se encuentran dispuestos a sacar un buen partido esta tarde en el estadio Corona, Carlos Darwin Quintero, Eduardo Herrera, Rafael Figueroa, Ribair Rodríguez, Juan Pablo Rodríguez, Rodolfo Salinas y Mauro Cejas, entre otros, en donde han destacado que a esta Copa llegan dispuestos no sólo a ganar, sino a destacar.
El escenario está listo, la afición expectante y sólo hace falta que Santos y el Arsenal de Sarandí, hagan lo suyo, para presentar un buen espectáculo, que deje satisfecha la necesidad de vibrar y disfrutar un buen encuentro y que sea digno de una Copa Libertadores.