Visión D

A beber la Copa

No podía llegar en mejor momento la final de la Copa Mx, justo cuando el conjunto Santos Laguna se encuentra en la cuerda floja de la Liga Mx y a una nada de quedar fuera de la Liguilla del Apertura 2014.Beber la Copa a estas instancias sería darle una bocanada de aire fresco al ánimo de los jugadores y sobre todo a sus molestos seguidores, que ven jornada a jornada como la liguilla está más lejos.El juego del sábado ante Leones Negros daba para más y sin embargo el empate no favorece en nada el sueño de avanzar a la fiesta grande, hay mucho trabajo por hacer y poco tiempo para cumplirlo.Lo cierto es que tras el partidazo ante Tigres en la semifinal de la Copa Mx, se esperaba ver en el Jalisco la misma pasión, la misma garra en la cancha, lo cual fue sólo una tibia muestra de lo que ya nos habían prometido ante los de la UANL.¿Qué funciona y qué no? Pedro tiene en sus manos su propia salvación y los jugadores deberán apoyarlo en la cancha, hemos visto que pueden crecer y para prueba basta ver al portero Julio González, que ha demostrado haber madurado de un partido a otro.En el campo Néstor Calderón podría darle lugar a otro jugador con más ganas de jugar, Djaniny está para algo grande y lo busca y lo muestra, pero necesita más para adentrarse en el área.Alanís aún nos hace vibrar con ese gol de atrás de la media cancha, que superó expectativas y asombró a propios y extraños.Si la Copa Mx se disputa en casa, como la semifinal en el Volcán, seguramente la afición albiverde saldrá con otra cara del Corona, esperanzada a una posible calificación, insisto, si salen a partirse el alma en esa cancha que conocen hasta con los ojos cerrados.Puebla llega tibia, pero dispuesta a salir grande de la Casa del Dolor Ajeno, porque sabe ya sólo es un nombre, que Santos no le ha sabido dar su digno respeto, pero nunca es tarde y hoy puede ser el día.La recomendación es la de siempre, si va usted al estadio, vaya entero, no predispuesto a la derrota, vaya con la Copa en la mente, porque usted como aficionado también juega, no abucheos por más que quiera gritarlos, cámbielos por ánimos, buena vibra y motivación, que a final de cuentas Santos somos todos y ¡A beber la Copa!