Visión D

Sorpresivo inicio

El Mundial de Brasil 2014 inició con varias sorpresas, unas esperadas y deseadas, otras que dejaron boquiaquiertos a más de uno.Brasil dio la pauta al derrotar a Croacia, en donde fue claro que la encomienda para el silbante era que el anfitrión tenía que ganar, pese a que los brasileños presentaron un buen partido, los croatas dieron buena batalla. Sin embargo, lo que enturbia el triunfo carioca es el penal marcado a su favor por el silbante japonés Yuichi Nishimura y que prendió las alarmas respecto al arbitraje, que a decir del técnico de Croacia, Nico Kovac, no presenta el nivel de una Copa del Mundo.Otra de las sorpresas la dio la ‘Naranja Mecánica’, que pasó por encima del campeón España, al que sin miramientos derrotó por goliza de 5 goles contra 1. La cara del guardameta español Iker Casillas evidenció sus errores. Aunque en general el desempeño español fue bueno, desconcentraciones y exceso de confianza, les dejó una amarga derrota. Chile salió triunfante sobre Australia, Colombia sobre Grecia, Japón dejó escapar el triunfo ante Costa de Marfil y Costa Rica le hizo sentir su poder a Uruguay. Italia no la pensó y venció a Inglaterra y Portugal de Cristiano Ronaldo, cedió ante la poderosa Alemania.  En el caso de México, éste salió avante en esta primera jornada mundialista, al encarar con buen futbol a su similar de Camerún, ahí también el arbitraje se mostró despiadado con los mexicanos, que no se dejaron caer, pese a que el juez de línea de origen colombiano, Humberto Clavijo Prieto, le anuló a Giovani dos Santos, dos goles legítimos. El selectivo de Miguel Herrera siguió atacando, buscando espacios y la victoria, que al final llegó al minuto 62, gracias a una jugada en la que Gio volvió a hacerse presente sirviendo al lagunero Oribe Peralta, que sin más arrojó el balón a las redes, sellando el triunfo para México y firmando su primer gol en un Mundial. La sencillez del oriundo de La Partida, se hizo evidente al final del encuentro, al asegurar que el triunfo fue trabajo de todos y dedicándolo a su tierra, La Laguna. México encara hoy al anfitrión en la segunda jornada, los cariocas tienen presente la derrota en la final de los Juegos Olímpicos Londres 2012, teme a Oribe y a su pandilla, mientras que los mexicanos además de preocuparse de la peligrosidad de Brasil, deberán cuidarse de un rival más: el árbitro.