Visión D

Ronaldo de oro

Aunque ya Pelé nos había anunciado desde el domingo que el que se llevaría el Balón de Oro de este lunes sería el portugués Cristiano Ronaldo, el momento oficial en que ‘O Rei’ leyó al elegido, se desbordó la alegría en la cara del jugador merengue, quien se fundió en un beso de alivio con su novia.
¿Por qué alivio? Porque su cara mostró un rictus de ¡sí, lo hice, logré una de tantas metas! Pese a que han sido criticados los resultados del Balón de Oro de la FIFA, ser reconocido como el mejor en lo que haces, es una sensación indescriptible, como si todo valiera la pena, desvelos, malos momentos, derrotas, lesiones, en ese momento al recibirlo, CR7 se subió a la nube que tanto había perseguido.
Pese a que siempre fue ecuánime, Cristiano no se obsesionó con ese momento, mostró en la cancha su potencial y su calidad, se permitió ser el hombre detrás del balón, sin ser la bestia opacadora, lució a sus compañeros al igual que a su equipo, porque a final de cuentas en un juego, sea de Mundial o sea la ‘cascarita del barrio’, lo importante es que todos jueguen, que todos toquen el balón y sí, también ganar.
Y ahí cerca, estaba su rival de juego, Lionel Messi, quien también estuvo dentro de la terna, y quien había mantenido una hegemonía desde que se instauró la fusión entre la FIFA y la revista France Football’. Por lo regular si se compara a ambos jugadores, el argentino sale beneficiado en el gusto del público, sin embargo, este 2013 se decidió que fuera él, Cristiano, y no la ‘Pulga’.
Conseguir un sueño no hará que Cristiano claudique en su desempeño, por el contrario, cada premio te hace buscar ser mejor, quizás repetir y si no se puede mantener la calidad para lograrlo y al final las lágrimas lo traicionaron, mostró entereza, gratitud para con los suyos y el futbol se volvió un acto social en el que su carrera futbolística fue premiada con un trofeo que simboliza para él más aún que un título, porque éste lo engloba todo.
Y del sueño pasamos a la triste pesadilla que vivieron los integrantes de la Sub 17 de Santos Laguna, quienes tras el lamentable accidente que sufrieron la madrugada del domingo, perdieron a su médico, César Augusto Mora Flores, donde también algunos jugadores resultaron lesionados, una lamentable noticia que mostró la unidad que existe en el futbol. Descanse en paz y mucho ánimo para los jugadores y club.