Visión D

Renovarse o morir

El año nuevo traerá para el conjunto Santos Laguna, nuevos retos y oportunidades, además, prácticamente estrenará plantel, como lo hiciera en aquel 2007, cuando jugadores como Oswaldo Sánchez e Iván Estrada eran presentados como los sustitutos de las que en ese entonces eran las estrellas del equipo.Tal y como ocurrió en aquel año, los aficionados tuvieron que apechugar, tragar saliva y esperar a que esos nuevos refuerzos resultaran para su equipo, sobra decir que no fueron defraudados, sobre todo al verlos levantar los títulos del Clausura 2008 y Clausura 2012, y los subcampeonatos del Bicentenario 2010, del Apertura 2010 y del Apertura 2011.Los cambios funcionaron entonces a la perfección, pese a que existía cierta incredulidad por parte de los aficionados de hueso albiverde, pero la situación mejoró y festejaron en grande, hasta que la pila terminó, pudo ser cualquier cosa, desgaste, desgano, incomprensiones o indiferencias con su cuerpo técnico, al final de cuentas el equipo guerrero se apagó y había que cambiar de pila.Para este Clausura 2015, el conjunto de Santos Laguna presenta grandes cambios, se fue Oswaldo Sánchez, ya no cuentan ni con Oribe Peralta, ni con Darwin Quintero, tampoco con el ‘Chato’ Rodríguez; el que logró salir airoso de esa lista de transferibles del club albiverde, por su dedicación y entusiasmo, fue Rafael Figueroa, quien desde el inicio de la pretemporada, pidió oportunidad para mantenerse activo y así ser considerado por algún club en el mercado de piernas, pero no fue necesario, ya que su desempeño volvió a gustar a los directivos y Rafa se queda en casa.Los que llegan Agustín Marchesín, Héctor Acosta, Diego González, Jesús Molina, Luis el ‘Quick’ Mendoza, Edson Rivera y Emilio Orrantia, sienten un gran peso en sus hombros, sobre todo el ex arquero del Lanús de Argentina, pues tendrá un lugar grande que llenar al llegar al puesto del capitán Oswaldo Sánchez. Todos ellos estarán en la mira de los aficionados, críticos, conocedores del futbol y hasta enemigos desde el primer juego oficial. Paciencia y tolerancia, Roma no se hizo en un día y como es Año Nuevo… renovarse o morir.