Visión D

Nuevos aires

Santos Laguna inició su preparación rumbo al nuevo torneo Apertura 2014, que aprovechó para presentar a sus nuevos refuerzos: Adrián Aldrete y Carlos Izquierdoz.Los nuevos aires en la defensa significan una oportunidad para que el conjunto lagunero comience a resarcir esa área que tantos dolores de cabeza le ocasionó en el anterior torneo Clausura 2014. Sin duda que la llegada de estos dos jugadores provocará cambios, los cuales deberán ser positivos y quizá sea la oportunidad para que se consiga una sólida pared en la golpeada zona defensiva.Las declaraciones de Pedro Caixihna durante la presentación de Aldrete e Izquierdoz, deja en claro que la búsqueda de refuerzos sigue caminando, y es que con la partida de Oribe Peralta al América, la zona de ataque a quedad debilitada, con todo y la genialidad de Carlos Darwin Quintero.De concretarse la consigna de fichar a otro atacante, Andrés Rentería, que apenas veía la luz al final del túnel, deberá luchar (nuevamente) por buscar un espacio dentro de la delantera, lo cual no será sencillo, pues si hablamos de uno de los candidatos, el argentino Diego Buonanotte y actual jugador del Granada de España, sería su principal piedra en el zapato.Aunque nada esté aún resuelto, Rentería necesita volver a ponerse esas pilas con las que jugó en el Clausura 2014, pues llegó a mostrar un estilo suelto y letal, que firmó con varias anotaciones.Ante los nuevos retos del Apertura 2014, el conjunto lagunero a comenzado a mover sus piezas, este lunes con el arranque de su pretemporada, tendrá oportunidad para foguearse con diversos rivales que van desde liga de Ascenso, hasta de primer nivel.Los discursos de inicio de torneo, supone la misma tónica que del anterior, donde la consigna es ir por el título. Lo cual no debe de dejar de hacer, pues como principal objetivo de la Liga, menospreciarse desde el inicio sería cavar su propia tumba.Así que habrá que esperar si vienen o no nuevos refuerzos al equipo, que tiene a sus aficionados, esperando un arranque positivo del Torneo, que le den motivos para seguir con su alma albiverde y que les permita mantener su estatus de aficionado de un equipo con grandeza.