Visión D

Nueva sangre

Este lunes comenzó la pretemporada del club Santos Laguna y con ello el arribo del primer refuerzo rumbo al Clausura 2015, Edson Ulises Rivera Vargas, procedente del club Atlas y que ya entrenó con sus compañeros.La afición aún no se sobrepone tras el anuncio de la partida del ‘Chato’ Rodríguez y sobre todo del portero Oswaldo Sánchez, situación que deberán aceptar con prontitud ya que ayer mismo el club anunció otra contratación, se trata del canterano de Pumas, Carlos Orrantia, quien jugó en este Apertura 2014 con el conjunto de los Diablos Rojos.Se entiende el cariño que los aficionados tienen con los que ya están transferibles, guerreros que dejaron sus mejores momentos en el equipo albiverde y que serán recordados como ídolos laguneros, sin embargo los vientos de cambio apuntan ya para otro lado y todo indica que a Santos se le inyectará sangre nueva.Habrá retos importantes para la próxima temporada, ya que en esta que concluye el próximo domingo con la gran final entre América y Tigres, el conjunto de la Comarca Lagunera quedó a deber, al  no haber calificado a la liguilla.Aún están pendientes dos contrataciones de las cuales sólo es cuestión de tiempo que el club las haga oficial, la de Jesús Molina y Luis Angel ‘Quik’ Mendoza, amén de los jugadores del Lanús, el portero Agustín Marchesín y Diego González, quienes son dados ya por un hecho en Argentina su llegada al club albiverde, e incluso wikipedia muestra a éste último ya como parte del conjunto lagunero. Habrá que esperar como se desenvuelven y se aclimatan con el clima y sus nuevos compañeros, para que Santos vuelva a ser el equipo guerrero al que los aficionados laguneros están acostumbrados a ver como protagonistas del futbol mexicano.Nuevo torneo, nuevos retos, un título está por demás apuntar, ya que es lo principal en que deben centrarse jugadores y cuerpo técnico de conseguir, ya que estarán en el ojo del huracán, la afición está un tanto escéptica, pero deseosa de que estos cambios funcionen para bien del futbol en La Laguna, que ya requiere volver a vivir una final y sobre todo ver a su equipo ganar un campeonato.