Visión D

Mala suerte o nerviosismo

Cuando faltan 9 días para que de inicio la Copa del Mundo Brasil 2014, el fantasma de las lesiones comienza a rondar a los elegidos de las 32 selecciones participantes, mala suerte, nerviosismo o simplemente: riesgos del oficio.Y es que el futbol mundial se ha convertido en un hospital, iniciando con México que perdió a Juan Carlos Medina y Luis Montes, jugadores que ya estaban en la lista definitiva de Miguel Herrera. El lagunero Medina, dejó su puesto a Miguel Ponce, luego que se lesionara el tobillo derecho, durante un entrenamiento, ya en la concentración última del Tricolor. Mientras que apenas este domingo primero de junio, Luis Montes del León, dejó su lugar a Javier Aquino, luego de salir lesionado del partido que disputaba México ante Ecuador, en suelo estadounidense.El jugador esmeralda resultó con fractura de tibia y peroné de la pierna derecha, en choque contra un jugador ecuatoriano y pese a que el jugador del León fue intervenido casi de inmediato, su recuperación se prevé en 4 o 6 meses, lo cual le rompe la ilusión mundialista y de paso le aguó el festejo de 3-1 a México.Pero México no es la única selección que se ha visto sorprendida por estos factores de salud, pues España es otro país que tiene dos bajas importantes, ya que no contará ni con su mediocampista Thiago Alcántara (por lesión de rodilla), ni con el portero Víctor Valdés, por una rotura de ligamentos y que le valió la determinación de anunciar su retiro del club Barcelona.La ‘Naranja Mecánica’ tampoco se salva, pues no contará con Rafael van der Vaart y se le une Kevin Strootman, el capitán de Holanda, por una rotura de ligamento.Inglaterra perdió para el mundial a Theo Walcott por lesión de ligamentos cruzados y Jay Ramírez, se lesionó en abril la rodilla. En Colombia hay tristeza por la ausencia de Radamel Falcao.Otro que carga con el fantasma de las lesiones es Italia, pues Riccardo Motolirio dejó la selección por rotura en la tibia y peroné, al igual que Montes, apenas el domingo pasado.Hasta el momento la selección anfitriona Brasil, no ha reportado ausencias por lesión, pero sí por decisión propia del técnico Luiz Felipe Scolari, quien dejó fuera a Ronaldinho y Kaká, jugadores emblemáticos que seguramente le restarán espectáculo a esta lesionada Copa del Mundo.