Visión D

Difícil, no imposible

La Comarca Lagunera estará con las uñas listas para disfrutar de un encuentro que significa el avance o eliminación de Santos Laguna ante Puebla el próximo sábado.El panorama pinta difícil para el cuadro albiverde, más no imposible de lograr, porque no dependerá solamente del resultado que obtenga ante los de La Franja, sino de otras combinaciones que se den en la última jornada de este Apertura 2014.Cruz Azul es casi una amenaza nula, sin embargo León y Pachuca son los que pueden meterle el pie a los laguneros para estar en la máxima fiesta del futbol nacional.La motivación es importante para que Santos saque el triunfo en Puebla, debe hacerlo por más de dos goles para así no darle la oportunidad a Pachuca que lo iguala en puntos pero con un gol a favor de diferencia. El conjunto Esmeralda sin embargo tiene 3 goles a favor, mismo puntaje, pero con panorama más viable a la calificación.Santos está motivado, ganó recientemente la Copa Mx y este domingo en amistoso ante Gallos Blancos sacó el triunfo y de paso se trajo la Copa que estaba en disputa por un patrocinador de una compañía de vuelo.Los penales fueron en ambas copas vitales para su obtención y en esa parte los santistas se han mostrado capaces, sobre todo el portero Julio González, quien ha logrado un crecimiento futbolístico que se puede aprovechar en caso de que Oswaldo Sánchez haga efectivo su retiro en próximos meses, aunque por ahí en Costa Rica ya se rumora que Santos ha estado vigilando al portero de 32 años Patrick Pemberton, que milita en el club Liga Deportiva Alajuelense, como una opción.Por lo pronto será una semana de duros entrenamientos, en los que Pedro Caixinha deberá replantearse las opciones que más vayan con el duelo ante Puebla, al que por cierto le ganó la Copa Mx y seguramente buscarán desquitarse dejándolos fuera de la Liguilla, cosa que no deben permitir los laguneros y emplearse a fondo para sacar la victoria del Cuauhtémoc.Nada es imposible, sí difícil, pero las combinaciones pueden darse a favor de los albiverdes, algo que no agrada mucho a sus aficionados es tener que depender de otros para que su equipo saque la calificación, pero a estas alturas ya no hay más que darle para adelante. Santos debe preocuparse antes que nada de conseguir el triunfo, lo demás será cuestión de suerte.