Visión D

Desacuerdos

Toda relación por muy estable que esta sea tiene sus exabruptos, momentos de gozo y de desacuerdos, pero la comunicación e inteligencia logran que tras una pelea se vuelvan los lazos más fuertes y este momento es por el que atraviesa el equipo Santos y su afición.Tras un hilo de derrotas y una paridad que se antojaba para triunfo en casa, los seguidores albiverdes (un sector si gusta), ha manchado un tanto esta relación, han surgido desacuerdos, algunos no contentos con los resultados piden la cabeza de su técnico Pedro Caixinha, otros reprochan a la institución y reniegan del equipo.Sin embargo en esta oscuridad que cubre el desempeño del conjunto lagunero, debe servir para nuevos planteamientos, fácil es voltearse y darle la espalda, sin embargo la mayoría ‘apechuga’, se mantiene fiel al equipo de todos y espera con gran fe que este declive termine pronto.Santos sigue en zona de clasificación, pero no puede confiarse debido al mínimo de espacios en puntos que tienen tanto con Cruz Azul que se encuentra en el peldaño 8, con sólo un punto menos, como el Querétaro en el lugar 9, con dos puntos de separación.Es por eso que la afición reclama, pide y hasta llora, un llanto más de desesperación que de dolor, pues sabe que en un descuido, la Liguilla podría ser sólo un lindo recuerdo para Santos y para ellos.Cierto es que la afición no manda dentro del club, pero está para exigir, para señalar cuando ve que su equipo (al que apoya mediante productos e idas al estadio), no puede levantar, pese a que se reconoce la capacidad de los elementos por separado.A Pedro se le advierte, los aficionados no son quienes mandan, pero son la razón de la existencia de este club, esta afirmación más que romántica, debe ser tomada literal, SON LA RAZÓN DE SU EXISTENCIA, así que se deben el respeto de su equipo y que sean analizadas sus exigencias y señalamientos, ellos son expertos quizá no para estar en el banquillo, pero han estado ahí cuando el equipo se convirtió en campeón, pero también cuando estuvo en crisis y a punto de descender de división. ¿No cree que se  merecen un poco de atención?Hay desacuerdos sí, porque el equipo no está en el lugar en que los seguidores saben que puede estar en el Torneo.