Visión D

Ayudaron divirtiéndose

Este lunes fue diferente, Santos y Jefes tuvieron un encuentro distinto, de esos sabrosos que disfrutan las aficiones de ambos conjuntos laguneros y si a eso le agregamos que es por una buena causa, se triplica la alegría.Sin duda que luego de Vaqueros, los de Fuerza Lagunera disfrutarán de un rival distinto, incómodo y sabrosón, como lo es Santos Laguna.El Auditorio Municipal fue el escenario para un encuentro nada común, que ya en alguna ocasión se vivió cuando Santos enfrentó al aquel conjunto Algodoneros, muy al estilo de lo encuentros tradicionales que se tienen con Vaqueros Laguna.Esa es la magia, la diversión, el salir de lo común y disfrutar en familia lo que no tenemos todos los días, porque en estos raros encuentros los ganadores es el público que llena las butacas.La diferencia en estaturas era de esperarse, pero eso no detuvo al conjunto santista, que luchó y luchó, mientras la afición le apoyaba con gritos y porras, pero no había rival al que abuchear, ambos son de casa, y el gusto de verlos juguetear como niños, hacen también partícipes a los que no pueden tocar la duela.DARE es un programa que se ha implementado con grandes resultados y este juego será en beneficio y apoyo para que se sigan realizando buenas acciones que lleven por buen camino a la juventud lagunera, algo que en verdad necesitan para salir de lo burdo que es la situación actual de la ciudad. Crece así el amor por el deporte, sea baloncesto, futbol o beisbol, lo que logre mover corazones y pasiones en los más jóvenes, será suficiente para cambiarles la visión que tienen no sólo del presente, sino de su propio futuro.Entonces los ganadores son los laguneros y quienes se divirtieron en grande fueron los jugadores, tanto de Jefes como de Santos Laguna, seguramente los aficionados esperarán más espectáculos de estos, porque hacen falta, para alegrar los corazones preocupados y hasta fastidiados de la falta de resultados de ambos conjuntos, además de sumar en sus filas a nuevos aficionados.