Visión D

Antitaurinos vs. toros ¿o vs. libertad?

Si algo distingue al ser humano es su afán por trascender, elevar su conocimiento y superar metas y retos, y quienes viven y se regocijan de la Fiesta Brava se encuentran ante un reto muy grande, porque usted como persona puede preferir jugar tenis que ir a la alberca o ir a la tienda de la esquina en lugar de un supermercado, porque existe algo llamado libertad, así que puede ir a las corridas de toros y si no les gusta… sencillo, no vayan.

No he podido comprender el alcance de este movimiento de antitaurinos, que más que humanizar, pretenden politizar el caso, el cual no se define por el maltrato al toro de lidia, sino al seguimiento de una tradición.

Lamentablemente somos dados a movernos en masa y ese poder los prepara para hacer lo que solos no harían, a alguien se le ocurrió pensar ‘en los pobres toritos que mueren en manos de un tipo con espada’, pero no pensó en la fiesta brava (sí, brava).Atacan por atacar, por creer tener la razón y una ley, pero ¿tendría a un toro de mascota? ¿Iría a verlos a los corrales una vez al mes? ¿Qué haría por mejorarles la vida? Un toro de lidia es un animal que tiene total admiración, fortaleza, empuje y en ocasiones su espíritu de lucha es tal, que es indultado.

Es importante recordar que ante todo evitar corridas no libera a los astados, esclaviza al ser humano, porque le arranca la libertad de elegir, y si tanto se amparan en leyes, recordarán que la libertad es un concepto que se encuentra dentro de la Constitución Mexicana, en el Artículo quinto, que señala: ‘A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos’.

Entonces como antitaurinos deberían analizar realmente lo que están intentando hacer ante tal prohibición, porque no sólo atentan contra la libertad de elección y expresión, sino contra la economía que se encuentra detrás de una Fiesta Brava, ¿qué va a seguir? Prohibir las carreras de galgos y  caballos, después el box y el tae kwon do? Total como dice Don Fernando Ibarra, si no les gustan las corridas de Toros…. no vayan, pero respeten.