Hablemos como cuates

El problema del mexicano

Siempre como mexicanos nos encanta ser impulsivos y muchas veces pedimos cosas que después nos arrepentimos. Está claro de la calidad de Alan Pulido de Tigres, pero ya de eso a ponerlo en Europa creo que es una exageración.

El claro ejemplo está en el Chicharito Hernández,  a quien todo el país lo catalogaba en un año como uno de los mejores jugadores de la historia y ahorita hay periodistas que opinan que ni siquiera está en nivel para ir a una Copa del Mundo, pero Pulido, con dos partidos a deslumbrado a todos, sí así como me lee,  con dos partidos amistosos lo ponemos en el Calcio, contra Corea y Nigeria.

Por eso les digo que somos de mente corta, aún  recuerdo al Cubo Torres quien nos sorprendió en 3 meses y después ¿qué paso?,  ya ni juega en Chivas.  Y así hay muchísimos ejemplos. Me parece que todos son procesos y momentos.

Tévez se fue a Europa después de ganar todo con Boca Juniors, al igual que el Kun Agüero quien ganó todo con Independiente y después llegó a España para, ahora estar en Inglaterra.

Por eso creo que hay que ir despacio y no sobrevalorar a nuestros jóvenes.

Alan Pulido tiene mucho talento y gran futuro pero primero debe de consolidarse en Tigres, y después ya pensar en irse a cualquier equipo europeo,

Vea usted a Coronita, se  fue de los Rayados y ¿qué ha pasado con él? Nada, porque aun no era el momento para partir. Ese es mi punto de vista, el de usted querido lector ¿cuál es?

aldo.rodriguez@multimedios.com