Hablemos como cuates

El destino es muy caprichoso

Siempre que se habla de que la justicia en el futbol no existe, lo compruebo cada día más, y no lo digo porque Morelia no sea justo Campeón de la Copa MX, más bien me parece que fue el menos peor de los dos que se enfrentaron.

Miren que Atlas, que en la temporada fue muy débil, se puso de tú a tú con uno de los más importantes de la Liga como lo es Morelia, eso nos habla de que el nivel de nuestro balompié es preocupante.

Pero de eso, sin duda alguna, Tigres es el menos culpable. ¿Y por qué meto a Tigres? Porque es su próximo rival este sábado en la cancha del estadio Jalisco. Si hubiera un rival a modo para el equipo regio no dudaría que son los Rojinegros por el momento anímico después de perder este martes la Final de la Copa MX, y además de la forma en cómo se dio este encuentro: empatar y perder en penales.

Ahora solamente falta que el equipo del Tuca Ferretti quiera estar en la Liguilla y no deje pasar la oportunidad de hacer su trabajo, ya que como quiera ganando no asegura su pase, sino con la combinación de algunos resultados.

En fin, el destino les da la oportunidad a Tigres y sus aficionados de pensar en la Fiesta Grande. Ojalá y que ganen este sábado.

Mi pronóstico es 3-1 a favor de Tigres… Y de Rayados, mejor esperar a que el destino tenga más aires de grandeza pronto, porque ahora con la lesión de Mier tendrán que contratar mínimo dos refuerzos en la zaga central.

Hay que recordar que Basanta estará gran parte del próximo semestre pensando en el Mundial.

¡Así es el DESTINO!