Manchón Penal

“Que comiencen los juegos del hambre parte II”

“Los enemigos están en casa”,

Guillermo Cañedo de la Bárcena


Mucho se ha hablado en los últimos días acerca de la oferta que existe en torno a la oportunidad de adquirir los derechos federativos de la Selección Mexicana.

Por un lado, tenemos a Televisa comandada por Emilio Azcárraga con un importante bagaje de varios años y una propuesta de aproximadamente 100 mdd por los derechos de transmisión.

En la otra esquina, tenemos la propuesta de un nuevo e importante jugador: Carlos Slim, con un porcentaje de 250 mdd por todo el paquete o 130 mdd solo para Estados Unidos.

Sin lugar a dudas, la polémica y polarización de bandos ha sido un factor trascendental, donde todo mundo ha externado su postura desde federativos, dueños, opinión pública y, sin lugar a dudas, los medios de comunicación, los cuales están jugando un papel particular en esta decisión. Y es que no es para menos lo que está en juego, se trata nada más y nada menos del producto más valioso y de mayor alcance mediático; la Selección Nacional.

Si bien existe un bando del cual todos conocemos que ha mantenido un papel monopólico durante varios años y ha controlado los hilos del futbol, no solo a través de la selección nacional, sino también en los cargos federativos asegurando con ello su papel protagónico en las decisiones más importantes de nuestro futbol.

Es verdad que con base en lo anterior no vendría mal tener un cambio, al menos para sacudir las más fuertes esferas de lo que hoy se mantiene como reinado sin fin, cosa que sinceramente no creo que pudiera ocurrir, al menos en el corto plazo. Pero analicemos la otra cara de la moneda.

La propuesta de Carlos Slim no se ve con malos ojos en apariencia, pues ha resultado exitoso en los modelos deportivos que ha formado, gracias al expertise de Arturo Elías Ayub, un conocedor y excelente negociador que ha dado importantes resultados al mundo del futbol. En apariencia todo luce perfecto, pero vayamos más a fondo pues si bien esta adquisición podría ser un salto al mundo digital y tecnológico cavando la tumba de las televisoras de este país, finalmente es una opción que no deja de ser controlada por el mismo Slim y que traería un nuevo negocio a su imperio dejando a la deriva nuevas opciones que rompan con un monopolio para entrar a otro aún más grande y poderoso.

He leído muchos argumentos que hablan de equidad e igualdad de oportunidades para la apertura de nuevos jugadores, pero que pasaría si de verdad esta opción se abriera no solo a estos dos jugadores, sino a más, fuera de los intereses comerciales y hasta políticos que encierran este par de propuestas, donde no sabemos si pasar de “Guatemala a Guatepeor” sea la opción más indicado para nuestro futbol.

Lo que sí es un hecho y como cada vez que existe esta disputa es la manera en que se incrementarán los conflictos entre federativos y dueños donde más de una cabeza podría caer más adelante, sin mencionar las postulaciones y ventajosas maneras de sacar partido para cada uno de los equipos de futbol.

Así que veremos cómo se moverán las aguas donde seguramente quedará todo como hasta ahora pero un poco más revuelto., así que nuevamente demos paso y que comiencen los juegos del hambre parte II.

Y usted, ¿por cuál vota?

Hasta la próxima… 

twitter@AlbertoRomeroMP