Manchón Penal

Que tiemblen los tres palos

“¿Qué diferencia hay entre los ganadores y los mediocres? Que los mediocres buscan no perder y los ganadores buscan ganar”

José Luis Chilavert

 

Hace algunos días recibiste un distinguido reconocimiento como uno de los 300 líderes más influyentes de este país, dándote el reconocimiento que quizá no has recibido dentro del campo.

La desigualdad ha sido tu sombra desde el momento que manifestaste el amor por la portería, convirtiéndote en una pieza fundamental dentro del campo, pero habituado a mantener la perfección para constituirte como una figura a la que muchos niños y jóvenes admiran.

Hoy en día mi querido Chuy -como te llaman tus amigos-, o mejor conocido como “Yisus Crown”, gozas de un importante momento que no encuentra el reconocimiento que quizá deberías tener. Considerado para muchos el mejor portero de este país, has convertido los momentos más amargos en tu mayor fortaleza para arrastrar a tus compañeros hacia una nueva oportunidad que te lleve al ansiado título.

Fuiste tocado con el infortunio de recibir goles de un colega de la portería, pero, ¿qué figura no es recordada hasta por los momentos más curiosos o vergonzosos de su exitosa carrera?

Fuiste marcado por acciones donde tu entereza te llevó a conseguir una mayor madurez, dentro y fuera de las canchas, para consagrar el gran liderazgo que hoy reconocemos en ti.

Tu seguridad y tu dominio de área se posan más fuertes que nunca, acompañados de una habilidad y fortaleza que te han convertido en un portero más confiable y en un gran profesional. Ojalá y pronto llegue ese reconocimiento que buscas en cada partido y dejes escrito con letras de oro tu paso con una de las aficiones más sufridas de nuestro futbol.

Ánimo Chuy que aún viene lo mejor en tu carrera, sigue demostrando con creces tu compromiso y profesionalismo y sigue impregnando tu nombre en los millones de niños que te siguen y te admiran para tomar los guantes y asumir la difícil posición dentro de un campo de futbol: la portería.

Que tiemblen los tres palos de la portería nacional, porque sin lugar a dudas se presentará el momento justo para demostrar todo lo aprendido en tu trayectoria profesional. Que tiemblen los tres palos que no será obra de la casualidad. Que tiemblen los tres palos que una vez que te llegue esa anhelada oportunidad, muy difícilmente la vas a dejar escapar.

Hasta la próxima… 

twitter@AlbertoRomeroMP