Manchón Penal

Juega limpio y siente tu Liga

“Mis padres me enseñaron tres cosas fundamentales: que para poder estar orgulloso de ti mismo y ser alguien hace falta trabajar; que es preciso actuar con seriedad, y que debes respetar a los demás para recibir respeto a cambio. Trabajo, seriedad y respeto.
Si haces estas tres cosas, podrás ser alguien en la vida”

Zinedine Zidane

 

Una nueva historia está por escribirse en nuestro balompié con el inicio del Clausura 2018, donde el mercado se ha vuelto mucho más escaso ante un desabrido e inoperante draft, donde los equipos tratan de realizar una serie de intercambios bajo un esquema rotundamente obsoleto.

Pocos han tratado de consolidar sus plantillas y muchos intentan rescatar algún jugador bajo la encomienda  “de lo perdido lo ganado”, donde prevalece la supremacía de los promotores y la ley del norte que marca la pausa dentro de nuestra Liga.

Una de las plantillas más prometedoras es la del Querétaro, con la incursión de hombres como Samudio, Novaretti, Güémez, Puch, Everaldo y, muy probablemente, Matías Britos; se perfila para ser un conjunto sólido y con bastantes variantes, que bajo la dirección de un hombre que sabe sacar provecho de sus planteles, como lo es Luis Fernando Tena, dará pelea este torneo y seguramente mucho de qué hablar.

Pumas es otro de los equipos que ha tratado de reforzarse en todas sus líneas, ya que vivirá la presión del descenso y deberá pelear desde la Jornada 1 para salir de ese agujero, que puede convertirse en una pesadilla.

Hombres como Alustiza —de quien se espera muchísimo— Asprilla y Arribas deberán ser exigidos desde el minuto uno, pues la situación porcentual será un tema a considerar, además de la terrible experiencia con los últimos refuerzos que han venido a este club.

América y Cruz Azul son equipos que parecieran apuntalar sus respectivas plantillas, pero aún sin la confianza de revertir el poderío de la “División del Norte”

Hombres como Gullit Peña e Ibargüen serán una incógnita para conocer si podrán desplegar ese futbol que alguna vez mostraron y que los puso con las mayores expectativas en cada uno de sus territorios. Curiosamente, ambos han tenido dificultades extrafutbol y vivirán la última oportunidad de consolidarse y convertirse en verdaderos referentes para sus clubes.

Qué decir de la llegada de Montoya y Ménez, donde su cartel es amplio, pero sus minutos en cancha dejan una enorme duda en conocer si cubrirán los zapatos de la expectativa de sus aficiones.

En todo esto me parece que La Máquina hizo una de las mejores contrataciones al traer a Pedro Caixhina como su director técnico, alguien que estampará una nueva filosofía y donde estoy seguro traerá importantes beneficios al equipo en un mediano plazo.

Pachuca es otro de los equipos que este torneo será un referente. Ya sin la presión del Mundial de Clubes y con las incorporaciones de hombres como Manneh y Walter González tendrá un futbol rápido y ligero y con la motivación de despedir a dos de los máximos referentes de nuestro actual futbol Óscar Conejo Pérez y Christian Chaco Giménez.

Así es que nuestra querida liga vivirá un torneo lleno de expectativas previo a la justa mundialista, con su sal y pimienta de por medio donde el arbitraje se ve rejuvenecido y con la posible aparición del VAR, con una comisión del jugador que pareciera va muy en serio y no está dispuesta a claudicar.

La despedida de uno de los estadios más antiguos del futbol mexicano como lo es el Azul y la dura guerra por mantener la categoría por parte de Veracruz, Lobos BUAP, Querétaro, Atlas y Puebla, esos serán otros de los aderezos que viviremos este semestre.

Así que preparémonos para vivir este colorido y singular torneo de nuestra Liga MX.

Hasta la próxima… 

twitter@AlbertoRomeroMP