Con efecto

Al futbol no lo para nadie…

Al futbol mundial le falta mejorar muchas cosas, pero es difícil encontrar algún espacio que al futbol le falte ocupar, y la asignatura pendiente más importante seguía siendo la de los Estados Unidos de América. ¿Qué está pasando? Vemos que su Liga (MLS) crece lento año con año al no poder solucionar un tema de espectáculo que se solucionará con trabajo bien enfocado y un cambio de cultura en las nuevas generaciones. Sin embargo, este monstruo llamado futbol no se detiene y las muestras de su poderío son palpables ya, en el país que más le ha costado conquistar.

En futbol femenil son la potencia dominante del orbe. Entonces si pueden eventualmente serlo en los varones, la diferencia es que en aquel país, las mujeres llevan años, muchos más, que los hombres de hacer del soccer el deporte principal entre las niñas y jóvenes.

¿Cuestión de tiempo solamente? No, el cambio cultural al cual hacemos referencia es necesario. Las decisiones sin sentido como evitar, por regla, que a los niños menores de 10 años se les prohíba cabecear el balón es un retroceso que solo confunde más a quienes necesitan hacer del balón una extensión de su cuerpo y dominarlo como lo hace un jugador de baloncesto o un receptor de futbol americano. Esta decisión de la Federación responde a una demanda legal generada por padres de familia debido a los riesgos de conmoción cerebral que pudiera generar un cabezazo a un balón… Si, así como usted lo lee.

Siendo mal pensados y después de ver la gran película Concussion (La verdad duele, 2015) Dirigida por Peter Landesman y protagonizada magistralmente por Will Smith, basada en hechos reales, podemos concluir que la lucha legal y por ganar adeptos en la opinión pública respecto a este problema, ya llego al grado de utilizar la propaganda de Hollywood para estos fines. Esta lucha es real, y si los padres de familia comienzan a ver que el deporte de las tacleadas es peligroso para sus hijos, no solo dejarán de jugarlo, las prohibiciones legales pueden hacer su parte sobre quien sea. Por eso no es de extrañar que “alguien” haya interpuesto una demanda que derivó en esa prohibición estúpida de que al cabecear un balón a los 10 años, puede generar conmociones cerebrales.

Siendo más mal pensados, ¿Por qué el FBI buscó acabar con la corrupción en FIFA?

La intromisión de Estados Unidos a través del FBI para controlar el deporte que no controlaban habla de que les interesa, y mucho.

Ya sea haciéndole la pelea o queriendo controlarlo, los hechos son contundentes. Hoy, la audiencia de TV en Estados Unidos de los partidos estelares de futbol, solo están por debajo de la joya de la corona que es el Super Bowl. En un ranking de audiencia, el futbol ya supero a partidos de playoff de la NFL, a todo básquetbol, a todo el béisbol y demás deportes en la unión americana. El partido con más audiencia en Estados Unidos en la historia del futbol es la pasada final del mundial femenil en la que las jugadoras de las barras y las estrellas se impusieron a Japón. Este partido sumó 26.7 millones de personas, por encima de los 26.5 que genero la pasada final del mundial varonil de Brasil 2014 entre Alemania y Argentina.

El futbol en Estados Unidos avanza. Falta que llegue a las calles, a los barrios. Falta hacer que los niños y jóvenes vean en cualquier elemento cuadrado, una portería y en cualquier elemento redondo, un balón.  

 

Twitter: @Alberto_Duque