El rincón de Rufo

El nuevo Gallo

Y bien, amigo lector, usted ya estará informado del fichaje bomba que se dio esta semana en el futbol mexicano, la llegada del astro brasileño Ronaldinho al equipo Querétaro y, desde luego, que se anuncia con bombo y platillo; se guarda el secreto hasta que sea presentado de forma oficial ante la sociedad futbolera del mundo.

Ahora, el equipo de futbol Querétaro estará en boca del mundo al dejar saber que ésta luminaria se enroló en su cuadro.

¿En verdad es para tanto? Desde luego que la calidad del jugador no está a discusión, éste hombre maravilló al mundo con su futbol, ganó todo lo que estuvo a su paso pero, si es aún tan grande y maravilloso, ¿por qué no sigue jugando con los grandes clubes mundiales y firma con un club mexicano que está buscando no descender?

Desde siempre se supo del gusto de Ronaldinho por la fiesta. En la opinión de la mayoría de los expertos mundiales, éste jugador no llegó a ofrecer el cien por ciento de su calidad real, el brasileño desperdició gran parte de su talento en largas noches de fiesta, confió de más en que sólo le bastaba con su talento y se excedió en su vida social, lo cual primero fue mermando su condición física.

En Barcelona se hicieron famosas sus llegadas a los entrenamientos con evidentes huellas de noches de parranda y alegaba dolores musculares para recibir refrescantes masajes, mientras el resto de sus compañeros se entrenaban duramente en el campo.

Ronaldinho creía ser muy inteligente, suponiendo que engañaba a todos; sin embargo, las indisciplinas se reflejaban en la cancha, donde las eternas noches le pasaban factura hasta que cada uno de los grandes clubes del mundo preferían marginarlo y, después, buscar la manera de deshacerse de él.

Debido a esto, el astro debió refugiarse regresando a jugar a Brasil, donde fue recibido con honores e idolatrado por el pueblo amazónico, no sólo por los seguidores de las camisetas que vistió, igualmente los rivales lo adoraban en la cancha donde se parara; poco fue lo que ofreció en la cancha, mientras que fuera del terreno de juego se podían ver en su cuenta de Twitter fotografías en fiestas, lo mismo que las famosas imágenes de él en albercas, rodeado de mujeres a sus pies; igualmente, aquí se hicieron famosos sus festejos y los pretextos para no ofrecer en la cancha la totalidad de su calidad.

Poco a poco también aquí se le fueron cerrando las puertas, siendo señalado como un jugador indisciplinado y problemático. De repente, su nombre suena en México y se viene otra gran pregunta.

Si el astro estaba disponible, ¿por qué no lo buscaron los grandes de nuestro balompié?

Los potentados como Cruz Azul, América, Tigres; Monterrey Santos no se acercaron a preguntar por sus servicios. ¿Por qué? Evidentemente por los antecedentes aquí señalados. ¿Quién desearía a un futbolista o trabajador así en cualquier empresa? Es el mejor y de gran calidad, pero no controla su disciplina.

Querétaro da un fuerte golpe mediático, pero sinceramente todo apunta a que le vendrán graves dolores de cabeza. Es cierto que La Corregidora se llenará para ver jugar a Ronaldinho, pero igualmente los Paparazzi están listos con la cámara para disparar y obtener las mejores fotografías del crack disfrutando la noche, viviendo interminables bacanales; resultará una fortuna lograr verlo en alguna práctica... bueno, en el caso de que se levante temprano para ir al entrenamiento.

La compra realizada por Querétaro tiene más tintes de acto de rico nuevo, como 'Huicho' Domínguez", capaz de comprarse un Ferrari y ponerle peluchito en el tablero y unos dados gigantes colgados en el retrovisor.

Qué pena en realidad que vivan esta novatada y que nadie les advirtiera, y si es que les advirtieron, no supieron escuchar.

El contrato es a dos años, dudo que se cumplan 6 meses y en verdad, al tiempo, todo esto es algo cantado que cualquiera, el más ciego, sabe va a ocurrir. No se trata de ninguna novedad, ya en el pasado otras luminarias en su ocaso vinieron a hacer plata en el futbol mexicano antes de decir adiós

Lo más atractivo de tener aquí a Ronaldinho es esperar a que invite a una de sus fiestas.

YouTube.com/RUFOVISION

twitter@rinconderufo