El rincón de Rufo

El perro que fue bravo

A mitad de semana, robó la atención la visita de los Xolos de Tijuana a cancha de Cruz Azul, en la vuelta de la semifinal de la Concachampions; los fronterizos llegaron con ventaja de un gol.

Había expectativa sobre el arribo de Xolos, aunque la realidad fue diferente. El equipo llegó casi en silencio a un hotel al sur de la Ciudad de México; ya entrada la noche, un día antes del juego, se anunció conferencia, a la que asistimos exactamente 4 medios.

En la comparecencia, el técnico Cesar Farías mostró poco idea del futbol mexicano. Los reporteros insistimos sobre los problemas psicológicos que vive Cruz Azul en instancias a vida o muerte; si no se le da el resultado aparecen los demonios, loza que traen los jugadores por las maldiciones de tantos años sin ser campeones... Farías los desconoció.

Señor Farías, gracias por explicarnos que no sabe ni en qué futbol dirige, y demostrar que no tiene idea del rival al que enfrentó.

Farías destacó, posteriormente, que saldría a buscar el juego; al día siguiente, ya en la cancha, quedó claro, frases hechas. Su equipo solo demostró que, fuera de su casa, se convierten en un cachorrito indefenso, lleno de temor; así, Cruz Azul los barrió desde el principio, la escuadra de Tijuana no metió ni las manos.

Para la parte complementaria Cruz Azul, en una decisión equivocada, replegó líneas y Xolos llegó, pero solo por inercia; se acercó a la portería rival con cierta peligrosidad. Poca idea, inexistente el trabajo de Xolos durante sus prácticas para fabricar una jugada de cara al área rival.

Ya en alguna jugada, Xolos dio muestra de buscar bronca, ante la imposibilidad de acercarse en el marcador. Para el final del partido, con un Cruz Azul entregado, Tijuana se quedó cerca de la anotación; al ver que el tiempo se les agotaba, al cuadro de Tijuana no le quedó más que hacer la bronca.

Buscaron a Corona, hasta que se cansaron, para provocarlo, y en cuanto el árbitro dio por concluido el partido, el "brillante" técnico Farías salió disparado de su banca:

(Farías) Calmará y retirará a sus jugadores... ¡No! El técnico participó en la bronca: repartió golpes, jaloneos.

Ya en conferencia, lo más increíble fue que Farías dijo que "comprende a sus jugadores en la reacción", ¡Uf, no bueno! ¡Felicidades señor técnico!

En México se busca erradicar la violencia, y usted se mete a la cancha a seguir la bronca y solapa a sus jugadores.

No necesito conocer más de Farías para saber que nada bueno puede dejar al futbol. Tipos como Farías son nocivos para el futbol de nuestro país...

¡Casi lo olvido! En la conferencia, a Farías lo rescató su jefe de prensa, ya que solicitó no más cuestionamientos acerca de su participación en la bronca. Qué pena que Xolos recurra a un tipo así y le den trabajo.

blog: laaficion.com/rinconderufo

twitter@rinconderufo