El rincón de Rufo

El ‘Piojotour’ y la negativa de Vela

Miguel Herrera, el director técnico de la selección mexicana, inició un tipo de trabajo que no se había visto, y despertó de inmediato decenas de comentarios a favor y en contra.

El "Piojo" voló a Europa para tener de frente a los mexicanos que juegan al futbol por allá; de inmediato, se vinieron algunas críticas diciendo que antes no se preguntaba si alguien quería venir a la selección, y que no existe necesidad de esto... bla, bla, bla.

La realidad es que Miguel realiza un trabajo muy inteligente, pues tras el desastre que fue la eliminatoria con estos jugadores, uno ya no sabe en qué postura estarán para enfrentar la Copa del Mundo en Brasil. Hoy solo sabemos de jugadores mexicanos que algunos brillan en el viejo continente, pero en cuanto se ponen la playera de la selección se apagan; cada que visitan México, solo se habla de que anduvieron de fiesta, vemos nuevos comerciales en la TV: entrevistas sin fin, pero de fut nada. Conociendo a Miguel, fue a enfrentarlos cara a cara quitando la frialdad de una llamada, prácticamente puedo imaginar a Herrera viéndolos y cuestionándolos. ¿Vas a jugar o no? Prácticamente encuerándolos, y esa es la necesidad de Miguel, jugadores comprometidos que se olviden de desmadres, pedas y groupies durante estos meses.

Entonces, ¿cuál es la crítica? Pues muy simple, hacerla de pedo por lo que sea y criticar por criticar; que si viajo, que si no viajo, etcétera. Miguel no está en ese cargo por ignorante, hoy es el mejor director técnico de México y es necesario respetar sus decisiones y, desde luego, juzgarlo al ver los resultados de sus planes y trabajo.

VELA OTRA VEZ NO

Otro de los cuestionamientos para Miguel Herrera fue el visitar nuevamente a Carlos Vela para consultarle si estaba en disposición de integrarse a la selección, y volvemos al punto. Si fue a verlo lo critican por que fue y si no hubiera ido, la critica hubiera sido por ignorar a un jugador con su nivel; en fin, la respuesta del jugador ya la conocemos todos y para la mayoría sigue siendo en verdad inexplicable. Miguel cumplió con enfrentarlo y tener la respuesta viéndolo a los ojos, después de esto, la actitud del técnico nacional fue ejemplar: "el tema está cerrado, Vela no será tomado en cuenta".

Carlos Vela es un joven claramente desubicado y con serios problemas. Hasta hoy, todo lo que podamos decir sobre sus razones para negarse son meras especulaciones, pues este muchacho no tiene ni el valor para plantarse de frente y decir "por esta razón no voy", se limitó a publicar en su cuenta de Twitter una carta bastante estúpida, que carece de toda credibilidad y que la mayoría de quienes la leímos lo hicimos imaginando su sonrisa cínica, con la que usualmente se maneja.

Por este momento, olvida aquello del sueño de cualquier jugador de participar en una Copa del Mundo, olvida la forma bohemia en que muchos vemos el orgullo y honor de vestir la camiseta nacional. ¿Acaso éste joven tendrá la mínima idea de todo lo que esté perdiendo profesionalmente?

Con los contratos de publicidad que hubiera ligado, prácticamente se le hubiera garantizado la titularidad integrándose a la selección como figura y llegar así al certamen mundialista, llegar a Brasil poniendo lo mejor de su parte; desde luego, le hubiera dado la posibilidad de ligar un mejor contrato con algún equipo verdaderamente importante y no seguir con el equipo "chiquito" en el que está, donde solamente es cabeza de ratón.

La más repetida especulación que existe sobre la razón de Carlos Vela para negarse a integrarse a la selección es aquella fiesta en Monterrey, donde algunos jugadores fueron multados y solo Efraín Juárez y a él se les suspendió por 6 meses del representativo, y ahora Vela guarda ese resentimiento por lo que para él fue una suspensión injusta.

Bueno, estamos entonces frente a un tipo rencoroso, incapaz de darle la vuelta a la página y salir adelante, sin idea de lo que es manejar una vida profesional y llevarla adelante al triunfo.

¿Qué viene? En una apreciación personal, conforme se acerque la fecha en que Miguel deba entregar su lista final, Vela empezará a hacer ruido y a gritar tanto como pueda: que cambió de opinión, que ya le brotó el amor por su patria, que muere por defender la camiseta nacional, pero para entonces ya será demasiado tarde y estas líneas que aquí escribo quedarán guardadas en el ciberespacio y las podremos releer en su momento.

Por lo pronto Carlitos, esperemos a ver cuánto te dura esa sonrisa cínica que te caracteriza y seguir creyéndote que estás en los cuernos de la luna, siendo cabeza de ratón en un equipito en España.

¡Nos leemos en la próxima bandita!

blog: laaficion.com/rinconderufo

twitter@rinconderufo