El rincón de Rufo

'Luismi' dejó de ser el sol

Y bueno... Todo en esta vida tiene un límite y, desde luego, todo termina por caer. En Nuevo León, la banda Rayada no aguantó más y se lanzó al aeropuerto para manifestar su molestia e indignación por la situación que vive su equipo; sobre todo, después de gozar de torneos y años de gloria.

La fórmula estaba clarísima de la mano de Víctor Manuel Vucetich. El equipo caminó como siempre se soñó, los títulos llegaron con muy buen futbol.

Monterrey alcanzó la categoría de equipo grande y mandón, convenció con su juego espectacular, con el "Chupete" como estandarte de esa delicia de verlos jugar.

Como siempre ocurre en cualquier ámbito de la vida, después de estar en lo más alto, el siguiente paso es hacia abajo, y así le ocurrió al equipo del 'Vuce'; si el técnico ya demostró que tiene calidad, conocimiento y la magia para hacer un equipo triunfador, lo lógico es que se dé continuidad al estratega y se le apoye en los movimientos que deben hacerse, apuntalarle el grupo, darle los refuerzos que solicite y continuar con el trabajo que ya se demostró, que dio resultado; sin embargo, en 'La Pandilla' esto no ocurrió.

Primero, el presidente Jaime Urdiales dejó a la escuadra norteña; después, vino algo que pocos entendieron: la salida de Vucetich, un divorcio que no benefició a nadie.

Ya todos sabemos cómo terminó Víctor al aceptar el cargo de la selección; pero bueno, la sorpresa no fue únicamente la salida del exitoso técnico; al menos, yo me caí de la silla cuando me enteré que el 'Profe' (José Guadalupe) Cruz tomó las riendas de Monterrey. ¡Qué!

Entiendo que Cruz salió campeón con el Atlante, pero después, su paso en el futbol mexicano son solo de tropiezos. ¿Dónde se les ocurrió que podía sentarse en el banquillo del Monterrey?

A continuación vinieron episodios por demás dolorosos en el 'Tec': partidos deplorables de parte de Rayados; el público, el aficionado, reconocido en todo el país por su lealtad al equipo de sus amores, dejó salir abucheos en contra de su propio club, reprobó lo que se ofreció en la cancha y, desde luego, Vucetich dirigió sus mejores partidos en el Tecnológico. El coro en las tribunas creció, se solicitó el regreso del 'Rey Midas'. ¡Vuce, Vuce! Y Cruz, comiéndose los gritos en la banca.

Yo me seguía preguntando, -¿cómo lo pueden mantener ahí? Este técnico no dirige ni sus pensamientos-, fue entonces cuando, vía Twitter, me llegó una foto de aquél Atlante de principio de los noventa, donde lucían como compañeros Luis Miguel Salvador y José Guadalupe Cruz... ¡Ah, ahora lo entiendo todo!

Acto seguido, de forma evidente, Monterrey no llegó a la Liguilla; pero eso sí, el técnico destacó en su discurso, -que ya se veía jugando ante el Bayern Munich en el Mundial de Clubes-, como si se tratara de anuncio del Melate. Yo lo escuché y pensé, ¡ajá güey, y yo ya me vi manejando un Ferrari en Paris! A pesar de todo, mantuvieron a Cruz como técnico. ¡Uf!

Llegó el llevado y traído Mundial de Clubes, y Cruz se aventó la puntada: declaró que el objetivo era estar en la final. ¡Caray, qué valor del tipo, prometer como político en campaña!

Y llegó un nuevo episodio vergonzoso al interior de las filas de Monterrey: el angelito, el gran técnico intachable se agarró a golpes con su auxiliar. ¿Qué no se supone que un técnico lleva a su auxiliar como el hombre de todas sus confianzas? Pues sí, pero se agarró a madrazos con él. Ya no sabía si reír o llorar.

El resultado en el Mundial de Clubes ya todos lo conocemos. El regreso: la banda rayada, rebasada por las circunstancias, hasta la madre de todo lo ocurrido, fue al aeropuerto a expresarse, a manifestarse con el corazón rayado en la mano. ¿Después de todo lo que pasó se preguntan por qué? (Luis Miguel Salvador huyó escoltado con cara de desesperación porque no podía llegar a la camioneta; finalmente escapó del lugar).

Yo les respondo con gusto a los que se preguntan por qué. Sencillamente le está saliendo cara, a Luis Miguel Salvador, la beca que le dio a su cuate, tan simple como eso.

¡Venga banda, que aquí se habla de fut!

blog: laaficion.com/rinconderufo

 twitter@rinconderufo