El rincón de Rufo

El rincón de Rufo

Sobre advertencia no hay engaño, y para este torneo la Fede recuerda que el árbitro tiene la facultad para detener el partido y hasta suspenderlo en caso de que escuche o vea cualquier grito o actitud que considere racista. Así que el grito de “puto” dejó de ser divertido o un juego, es momento de tomar consciencia, si se trata de un tema por el que ya fuimos criticados mundialmente, neta ya fue suficiente... Desde hoy, ¡le cae al que lo grite!

tropi2000@hotmail.com
twitter@rinconderufo