El rincón de Rufo

El rincón de Rufo

El panteón del futbol mexicano se llena de flores con los muertos de este torneo. Tomás Boy no descansa, por las noches su espíritu aún baila; Nacho Ambriz tiene en la lápida sus últimas palabras: “Soy el único responsable”, pero existe un sepulcro más grande, al que se le rinde culto antes de cada Liguilla, tiene una cruz grande, y terminó sus días siendo la burla de la Liga. Para el velorio se preparan sus seguidores, y uno grita: ‘ya te moriste, no vayas a cruzazulearla’.

tropi2000@hotmail.com
twitter@rinconderufo