El rincón de Rufo

Los Inmigrantes

De nueva cuenta aparece el tema de los jugadores que desean emigrar y las contradicciones de siempre en el balompié mexicano. En mi caso no encuentro explicación lógica a todo esto, salvo la voracidad de los grandes empresarios dueños del balón en México.
 
Alan Pulido, equivocado o no, desea salir de México y jugar en Europa. Se desata la polémica y las verdades de uno y otro lado: que si Alan asegura que su contrato con Tigres ya terminó y los felinos responden que aún tiene contrato. Desde luego, aún estamos lejos de conocer el final de esta historia, lo lamentable es que vemos de nueva cuenta el caso de un jugador que deseando ser contratado en el 'Viejo Continente' y teniendo la calidad futbolística para lograrlo, el club donde militó le corta las alas.
 
Al momento en que Tigres expresó tener en su mano un contrato firmado por Pulido, el jugador expresa, primero, que ese contrato es leonino y por tal motivo demandará a la institución, después, dice desconocer su firma. Lo cierto es que el futbolista merece la oportunidad de contratarse donde él lo desee y le ofrezcan trabajo.  Igualmente ya se está dando tumbos, que no resultan nada lógicos, en cuanto a sus declaraciones y actos. Alan se limita a enviar algunos comunicados e ideas vía Twitter y es todo. ¿Cuándo va a ofrecer una conferencia de prensa en forma? si lo que él declara es cierto, entonces nada tiene que temer, al final aclarará su postura y su verdad ante la opinión pública. Sin embargo no lo hace y quien calla...
 
Lo único cierto es que teniendo Tigres un contrato firmado por el jugador jamás podrá contratarse con nadie más hasta que dicho papel pierda actualidad y la fecha del final se cumpla, para entonces resultará difícil pensar que algún club quiera hacerse de los servicios de Pulido.
 
Del otro lado, en una historia paralela se encuentra Marco Fabián que ya recibió una oferta formal del Stuttgart de Alemania. Para Marco, la situación es mucho más complicada pues el jugador es propiedad de Chivas y por el momento está a préstamo con Cruz Azul. Si el club alemán desea llevarse a Marco tendrá que pagar a Chivas y Cruz Azul. Dicho sea de paso que los cementeros no tienen la intención de soltarlo.
 
Existen innumerables ejemplos de jugadores a quienes se les cortan las piernas y ya no pueden emigrar para probar suerte en otras tierras, lo contradictorio aquí es que el técnico nacional, Miguel Herrera, expresó la necesidad del futbol mexicano tiene que contar con futbolistas de nuestro país jugando en Europa y con ello conjuntar una escuadra competitiva y trabajada al nivel europeo... ¿y cuándo van a salir si los dueños del futbol desean antes llenarse los bolsillo de dólares o euros? pues la verdadera hazaña para los futbolistas mexicanos es librarse de las garras de los propietarios de los clubes.
 
Así es que señores dirigentes, no pidan más jugadores mexicanos en Europa si son ustedes mismos quienes no les permiten salir del país, entre esto y el "pacto de caballeros", que de caballeros no tienen nada, podrían reunir todo un catálogo de actos que bien podrían ser sancionados por FIFA.