Acusan a Televisa y Fox Sports de pagar sobornos por derechos de transmisión

Alejandro Burzaco, ex ejecutivo implicado en el caso de corrupción de FIFA, testificó en EU que estas y otras empresas actuaron de manera ilegal para poder transmitir la Copa América

Las oficinas de la FIFA en Suiza
Las oficinas de la FIFA en Suiza (AP)

Ciudad de México

Fox Sports, Televisa y otras compañías de televisión fueron acusadas de pagar sobornos a dirigentes del futbol a cambio de conseguir los derechos comerciales de torneos internacionales, testificó el martes el ex ejecutivo de una empresa argentina de marketing durante un juicio en Estados Unidos sobre la corrupción que cimbró este deporte.

El argentino Alejandro Burzaco, ex director general de la firma Torneos y Competencias, declaró que las compañías Fox Sports, Televisa, Media Pro, TV Globo, Full Play Argentina y Traffic pagaron sobornos para obtener los derechos de transmisión de la Copa América y otros torneos. El dinero se habría ocultado mediante entidades en el extranjero y contratos con términos inexactos.

Como evidencia del delito, la fiscalía presentó un acuerdo firmado en 2008 para que una sociedad formada entre Fox y la compañía de Burzaco pagara 3,7 millones de dólares a un holding empresarial con sede en las islas Turcas y Caicos a fin de canalizar los sobornos. Las autoridades dijeron que el acuerdo fue firmado por un ex ejecutivo de Fox.

Cuando le preguntaron a quién mantenía al tanto de los sobornos, Burzaco respondió "Fox Pan American Sports... Fox Sports".

A través de los sobornos, la cadena "obtuvo influencias y los derechos para transmitir su señal en Argentina" y en otras partes del mundo, agregó.

El año pasado, una cadena con sede en Florida, que transmite partidos de futbol y perdió en varias ocasiones la puja por derechos de torneos transmitidos por Fox, presentó acusaciones similares contra esa gigante mediática, en una demanda federal que está pendiente.

Fox Sports no respondió de inmediato a una solicitud de comentario al respecto. Televisa indicó que no comentará hasta que tenga más información sobre el caso.

Globo, por su parte, negó "vehementemente" haber pagado sobornos o tolerado esa práctica.

"Globo quiere aclarar que, después de más de dos años de investigaciones, no es una parte acusada en las investigaciones en los tribunales estadounidenses", dijo el gigante brasileño de los medios de comunicación. "En sus abarcadoras investigaciones internas, Globo determinó que nunca se realizaron pagos que no figurasen en los contratos".

"Grupo Globo está a la disposición de las autoridades estadounidenses para que todo esté claro. Para Globo se trata de un tema de honra" agregó.

La acusación surgió durante el segundo día del juicio contra tres ex dirigentes del futbol en Sudamérica acusados de recibir sobornos. Burzaco, que se declaró culpable de crimen organizado y otros cargos, es el principal testigo en el juicio en Nueva York contra el ex presidente de la Conmebol, Juan Ángel Napout; el ex presidente de la Confederación Brasileña de Futbol, José María Marín; y el ex presidente de la federación peruana, Manuel Burga.

Los ex dirigentes, que se declararon inocentes, son los primeros que enfrentan juicio como parte de la investigación del Departamento de Justicia estadounidense, que destapó una red de corrupción que duró más de dos décadas y en la que se pagaron al menos 150 millones de dólares en sobornos. Al menos otros 40 dirigentes y empresarios se declararon culpables, en busca de que se redujeran sus condenas.

En la corte, se pidió a Burzaco que identificara a los tres acusados a quien habría pagado sobornos según su testimonio. Burzaco lo hizo, y dijo que sostuvo distintas reuniones en hoteles y restaurantes de Buenos Aires a partir de 2012, para alcanzar acuerdos por cientos de miles de dólares anuales con Marín, Burga y Napout.

Tras un encuentro en que se pactaron los detalles para transferir a Marín una parte de un soborno por dos millones de dólares, "él me dio un abrazo y me mostró su gratitud", relató Burzaco.

En otra reunión, Burga "me dijo que estaba feliz por recibir los sobornos", añadió.

Tras ser acusado en 2015, Burzaco testificó que se ocultó por un tiempo, antes de decidir que se entregaría y cooperaría.

"Me dije, 'Alejandro, te vas a Estados Unidos y encaras a la justicia'", relató. "Acepta la responsabilidad".

También dijo al jurado que Julio Grondona, el eterno mandamás del futbol argentino que falleció en 2014, recibió sobornos en efectivo.

Grondona fue durante años uno de los principales asesores del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, además de dirigir el comité de finanzas del organismo rector.