Alberto Abúndiz, el 'Hulk' que corre en pro de los niños

El maratonista ha competido en diferentes carreras y se ha hecho popular por su atuendo; se disfraza de 'Hulk' para apoyar a infantes con fibrosis quística. 

Ciudad de México

Mario Alberto Abúndiz Guardián es un maratonista que ha competido en diferentes carreras de manera muy peculiar, pues se caracteriza como el 'Hombre Verde', mejor conocido como Hulk, con la finalidad de recaudar fondos para niños que padecen fibrosis quística.

En un principio, 'Beto Hulk' encontró en esta disciplina una forma de sentirse libre, pues desde pequeño padeció el mundo de las drogas y el alcohol; tras 16 años de sentirse atado a estás adicciones, Mario Alberto buscó ayuda para poder rehabilitarse.

"Yo traía problemas con las adicciones, con las drogas y el alcohol, estuve en esos problemas cerca de 16 años, pero ya voy a cumplir nueve años de que no consumo ninguna sustancia, así fue que empecé a correr", dijo Abúndiz Guardián a La Afición.

Mario Alberto salió de las adicciones, pues tocó fondo cuando andaba en la calle; sin embargo, no fue fácil porque no sabía cómo buscar ayuda, hasta que decidió ingresar a un anexo para rehabilitarse, a pesar de que "encontré la manera de decir no a las drogas, pero no sentía paz, pues una vez que salí del anexo quería drogarme".

Más adelante, el 'Hulk' mexicano estuvo en un convento franciscano en León, Guanajuato, pues él es originario de Michoacán, y fue en este lugar donde comenzaría un nuevo estilo de vida. Su andar comenzó con tenis y ropa deportiva, pero cambiaría su atuendo, ya que competía con una túnica y descalzo; más tarde, por una petición, Abúndiz tuvo que buscar un manera diferente de vestir.

"Me súper encanta la historia de San Francisco de Asís y por ese lado opté por correr con una túnica franciscana, con los tres nudos, pero un padre me dijo que era como una falta de respeto, lo entendí y anduve como 22 días buscando de qué manera correr, fue así que llegué al personaje de 'Hulk', me di a la tarea de buscar pintura y un amigo me desgarró el short, pues un pantalón lo hizo sport", explicó.

Una vez que comenzó a participar caracterizado del 'Hombre Verde', Alberto mencionó que recibía burlas por parte de las personas que asistían a las carreras, pues antes pesaba más de 90 kilos, motivo por el cual la gente hacía comentarios sobre su físico, algo que le afectaba, pero con el tiempo ya no tenían importancia.

Parte de los accesorios de su atuendo eran dos cadenas que pesaban 4 kilos y medio cada una, y aunque se han inventado muchas cosas acerca del porqué carga con ellas, Mario dijo que sólo es una forma única de caracterizar al personaje.

"Corrí 72 maratones con esas cadenas y varias carreras de 10 y 21 (kilómetros), tengo cerca de un año que no las uso, pues el desgaste era más fuerte y como buscaba el reto de correr 110 maratones, no me recuperaba pronto, por ello decidí quitármelas", agregó.

Poco a poco, Alberto ganó fama en las carreras por su atuendo tan llamativo y fue invitado a diversas competencias a nivel nacional, pero en León fue la imagen para patrocinar uno de los eventos, donde conoció a la directora de la Fundación fibrosis quística, a la cual apoya actualmente.

"Aquí (León) hay una carrera llamada 'La más divertida del año', que ya tiene cuatro ediciones; me toman en cuenta para darle difusión porque era para vestirse de superhéroes, ahí conocí muy bien a la directora de la Fundación de fibrosis quística".

Fue gracias a la directora de esta asociación que conoció a los niños que están en tratamiento, y desde ahí decidió buscar una manera de apoyarlos y contactó empresas, personas, grupos para que los ayudaran con donaciones, "pues soy popular en Facebook".

A pesar de la difusión a la causa, Abúndiz Guardián aseguró que es complicado conseguir patrocinadores, y lo que se logra recaudar va directamente "a una cuenta de banco, yo no recibo nada en la mano, pues yo tangible trabajo como panadero".

Mario Alberto Abúndiz toma su experiencia de vida para dar conferencias a personas con problemas de alcoholismo y drogadicción, pues él es un fiel creyente de que cuando se quiere lograr algo, se puede con trabajo y esfuerzo.

Actualmente, Alberto superó una de sus metas, que era correr 110 maratones en dos años, la cual cumplió el pasado mes de febrero; ahora buscará completar 10 maratones en 10 días para noviembre de este año.