Ex médico de gimnastas, acusado de abusar sexualmente de atletas

Larry Nassar de 53 años fue inculpado de abusar de más de 100 atletas femeninas y tres cargos de pornografía infantil, por lo que enfrentaría 20 años de prisión.

Larry Nassar
Larry Nassar (AP)

Ciudad de México

Un ex médico del equipo de gimnasia olímpica de Estados Unidos acusado de abusar sexualmente de más de 100 atletas femeninas se declaró culpable el martes de tres cargos de pornografía infantil, evitando cargos de agresión sexual más fuertes en el primer caso en su contra.

Un tribunal federal de Michigan dijo que Larry Nassar, de 53 años, médico de la asociación USA Gymanstics entre 1996 y 2015, enfrenta un máximo de 20 años de prisión por cada uno de los cargos de pornografía.

A cambio de declararse culpable de esos tres cargos, el tribunal descartó acusaciones de que Nassar acosóa cuatro atletas, una de tan solo 11 años en ese momento, mientras trabajaba con sus equipos.

Según el fiscal Andrew Birge, las cuatro mujeres apoyaron el acuerdo de declaración de culpabilidad, en el cual el gobierno aceptó no continuar con sus acusaciones específicas.

El tribunal informó que Nassar todavía podría ser juzgado por otras posibles denuncias de abuso sexual. Además, enfrenta acusaciones de agresión sexual y demandas civiles en Michigan y California en denuncias que involucran a más de 100 mujeres que dicen que abusó de ellas.

Nassar fue el médico del equipo de gimnasia de los Estados Unidos durante cuatro Juegos Olímpicos.

En audiencias a finales de junio, testigos declararon que, usando su posición como médico de equipo, acosó y penetró con sus dedos a niñas, enmascarándolo como atención médica. "Convenció a estas chicas de que esto era algún tipo de tratamiento legítimo", dijo el fiscal.

El Comité Olímpico de Estados Unidos, USA Gymnastics, y algunos de los clubes de gimnasia más destacados del país, conocidos por entrenar a campeones olímpicos, han sido demandados por supuestamente ocultar y proteger a abusadores sexuales, incluyendo a Nassar.

También se demandó a la Universidad del Estado de Michigan, donde los entrenadores supuestamente fueron informados del abuso de Nassar desde 1999, pero no tomaron ninguna acción.