La presencia radiofónica en el mundo deportivo

Desde la primera transmisión deportiva en 1923 hasta la actualidad, la radio ha sido parte fundamental para el deporte

Jack Dempsey vs Luis Ángel Firpo reunió a miles de personas alrededor de un aparato radiofónico en Nueva York
Jack Dempsey vs Luis Ángel Firpo reunió a miles de personas alrededor de un aparato radiofónico en Nueva York (Especial )

Ciudad de México

Antes de la llegada de la televisión, y con la prensa presente como medio de información, los fanáticos del mundo deportivo exigían una forma más rápida y accesible de enterarse de los resultados de cualquier disciplina en tiempo y forma.

Fue hasta el 14 de septiembre de 1923 cuando la radio hizo su primera aparición en el mundo del deporte.

Cientos de personas se reunieron en las calles de Nueva York para escuchar la transmisión de la pelea entre Luis Ángel Firpo y Jack Dempsey. El entonces campeón mundial no duró ni un solo round en contra de su retador argentino. Este resultado fue abucheado por los seguidores estadounidenses.

Tras la reacción del público argentino derivado de la transmisión del encuentro, en Argentina ya se podía disfrutar de las narraciones del boxeo en las instalaciones e inmediaciones del Estadio Luna Pack.

Posteriormente, el 28 de septiembre en 1925, la primera emisión de futbol se llevó a cabo también en Argentina durante el encuentro entre la selección albiceleste y la escuadra de Uruguay. La trasmisión estuvo a cargo del locutor Horacio Martínez y el relator Atilio Cassime.

Tristemente las expectativas de los radioescuchas fueron frustradas, ya que a los cuatro minutos de que el juego diera inicio fue suspendido debido a la invasión de los espectadores a la cancha. El partido se llevó a cabo cuatro días después, emitido por los mismos locutores.

Por su parte, en México, en febrero 1923, la radio, en un trabajo colectivo con la prensa escrita, ayudó a la descripción de una corrida de toros celebrada en Toluca. La información del evento se publicó 20 minutos después de haber concluido.

Mientras tanto en España, y con base a lo dictado por el historiador radiofónico, Armand Balsebre, la afición española creció en masas gracias a las emisiones radiofónicas.

Las transmisiones deportivas comenzaron a ser habituales entre 1927 y 1928. Fue un año después con el comienzo de la Liga Española en donde la radio marcó su presencia en este deporte.

En la actualidad, y pese a la emisión televisiva que domina el ámbito deportivo, la radio continúa iluminando la imaginación de aquellas personas que no tienen exceso a un televisor.

Gracias a la radio y a su complejidad narrativa las antiguas generaciones podían sentirse adentradas en cualquier evento deportivo.